Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

jueves, 24 de junio de 2010

ESPEJO





Soy cristal biselado irisando los techos
tan bruñido y derecho me han colgado a este muro
que comienzo a sentirme
doblemente seguro.-

La verdad es un hecho
que comparo hermosura
cuando tú te me acercas
con tu esbelta figura.-

Ante mí pavoneas tu cabello brillante
y me muestras tus joyas de zafiro y diamantes
y yo nada te envidio, tengo igual o mejores,
tengo todos tus sueños y tus mismos amores.-

¿Sabes tú?
Aquella tarde que viniste corriendo
y abriste las ventanas,
en tu rauda carrera yo rocé tu vestido
color verde manzana.
Y a la noche el olvido,
sólo ausencia y tus huellas
y entre abiertos postigos
que quiso la imprudencia,
reflejé mil estrellas.-

Yo fui el rey esa noche de todo el firmamento
y a mi luna llegaban las estelas y el viento.-
No maldigo los clavos que me tienen sujeto,
ni a cadenas de bronce que me aferran el cuello,
yo maldigo a ese hombre que te quita el aliento.-

domingo, 13 de junio de 2010

SINDROME DE ESTOCOLMO



Véndame los ojos, no quiero ver tu rostro.-
Apenas con oír tu voz, yo me estremezco
y cada vez que vienes mis músculos se tensan.-
Ya conozco tus pasos, tus ruidos que se acercan
y aunque es algo siniestro, ya casi no te temo.-
Comeré lo que traigas, beberé sin mirar.-
Padezco de nostalgia de mi mundo normal
y de algún modo espero que vuelvas por acá.-
Se me mezclan los días, confundo lo que haces
y creo que me cuidas cuando se bien que traes
el arma poderosa que me puede matar.-
Quiero salir huyendo, quiero mi libertad,
quiero que me detengas si lograra escapar.-
Y mis horas abundan sólo para pensar
si a nadie le he hecho daño, a mí no me lo harás.-
Mi lógica se rinde y me largo a llorar
al verme encadenada y encima tú te vas.-

jueves, 10 de junio de 2010

ENCUENTRO




Me desperté mariposa
con un cuerpo de gusano
y en el lugar de mis manos,
alas de hermoso color.-

Me desperté temblorosa,
mudo silencio en mi voz,
sobre un pétalo de rosa
libando un néctar dulzón.-

Me desperté tan hermosa
en mi notable apariencia,
que creo en la coincidencia
que te despertaras flor.-

domingo, 6 de junio de 2010

RINCON DEL MUNDO



En aquel rincón del mundo donde la ausencia acompaña,
donde el silencio vigila y la paciencia te amansa,
donde la impotencia cunde y se te agrietan las manos;
en aquel verdor lejano donde no hay vino, ni tabaco,
ni llanto de los gurises, sólo el rumor de los árboles,
no hay un santo a quien rogar, ni una cruz hecha de palos.-
Abandonado de Dios, está el lugar que yo amo.-

En aquella selva mía tan tapizada de estrellas,
se cuelan rayos de luna con olor a hierbabuena,
a marcela, a manzanilla, a cedrón o a madreselvas,
a flores de paraíso, a ruda macho, a violetas
y los zarzos del bañado se cubren de enredaderas
y en las barrancas del río florecen las azucenas.-
En aquel bosque florido mi alma se siente de fiesta.-

En aquel rincón del mundo tan perdido entre las sierras,
donde amanece naranja la bruma que lo rodea,
donde los pájaros mueven la ramazón de la higuera
silbando su bello canto para que el sol aparezca,
es allí donde yo arraigo, donde me incrusto en la tierra,
donde respiro y existo, donde me siento poeta.-
Es allí donde nací y Dios quiera allí me muera.-

sábado, 5 de junio de 2010

CONTANDO ESTRELLAS



Regálame el coraje que no tengo,
el desparpajo de mis veinte años
para salir a la carrera librándome
del yugo del ocaso.-

Confiéreme del mimbre la apariencia
para que, virtualmente, yo me tuerza
como la más enhiesta ola de los mares
azules y violentos.-

Y que la fuerza misma de un tornado
me baile en las caderas
y que un volcán ardiéndome por dentro,
consuma mi alma entera.-

Ayúdame a salirme de mi cauce,
a galopar sin freno, desbocada
para llegar al sol y derretirme
o quedar en la sombra, aniquilada.-

Pero aceptar mi quieta desventura...,
sálvame por Dios, si es que te apiadas,
que he de morir contando las estrellas
y no bajo este techo que me espanta.-