Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

miércoles, 25 de agosto de 2010

REGRESO A CASA



Se viene la tardecita
comiendo el sol de a pedazos,
se viene besando noche,
dejándole de regalo
un lucero tempranero
que se escondió entre los álamos.-

Ya se azulan los colores
y hasta se callan los pájaros,
el sereno de las flores
le imprime a mi pie cansado,
una huella fría y húmeda
para que apure mis pasos.-

Ya vengo, me está esperando
con muros ennegrecidos,
ya sabe que estoy llegando,
mi casa parece un nido
entre azahares de naranjos
y un verdín enmohecido.-

viernes, 20 de agosto de 2010

ANOCHE TE NOMBRE



Anoche te nombré y un triste eco
golpeó incesantemente las paredes
igual que una campana que en la tarde,
convocara a sus fieles.-

Y quise reprimir tanta tristeza
en un intento que, ahogó a mi alma
como una enorme ola que se acerca
y sin sentir piedad, te anega y traga.-

Fue así que entre violentas convulsiones,
mostré todo el dolor, no tuve orgullo
y mi rostro de piedra lloró arena,
mi duro corazón se hizo capullo.-

Pronuncié una oración y lo confieso,
fue dicha de memoria, sin sentido
y al menos me ha servido de remanso
para quedar dormida entre suspiros.-

Hoy cuando desperté dije tu nombre
pero no me atreví a decir te quiero.-

viernes, 6 de agosto de 2010

MAMAMA



A mi Abuela Natividad LOPEZ de de SOUZA

En la ventana la parra,
sobre la colcha azul seda,
se escuchaban las chicharras
desde el cuarto de mi abuela.-

En esas tardes, los cuentos
eran la cita esperada,
alfombras volando al viento,
manzanas envenenadas.-

Como el sueño no llegaba
entre tanta fantasía,
muy despacio me escapaba
mientras mi abuela dormía.-

El escape consistía
en llegar hasta el jardín,
porque regar yo quería
su lavanda y su jazmín.-

Si de pronto despertaba
y veía al embarrador,
en sus brazos me acunaba
con el ritmo del sillón.-

Sólo en sus brazos dormía
y a su falda preferí,
tanto que yo la pedía
a los Reyes para mí.-

Hay un recuerdo que tengo,
que nunca puedo borrar,
es aquel vaivén tan lento
y ese abrazo maternal.-

Son sus ojos de cristal
y de su ropa el olor,
lo que no puedo olvidar
y extraño todo su amor.-

Tanto tiempo que pasó
y no la puedo quitar;
dentro de mi corazón
amarrada quedarás.-

miércoles, 4 de agosto de 2010

SOY PIEDRA




Cubierta de un musgo mojado y hediondo,
oyendo lamentos como en Tierra Santa,
comparto la celda con los infelices
que han perdido todo
y ya no reclaman.-
Soy piedra señores.-
Soy roca picada por un condenado
que el siglo pasado fue puesto entre rejas
y sin una queja,
yo vivo mi vida
en cadena perpetua.-
Dicen que las piedras no sentimos nada,
pero yo conozco a aquel caradura
que tiene la entraña más seca que yo,
que aplica tortura de noche y de día
y quedo sangrando hasta el corazón.-
Soy testigo mudo, cobarde, impotente,
carezco de manos para consolar,
soy tan prisionero como tú en las noches
cuando te me acercas
buscando llorar.-
Yo añoro los aires frescos de la sierra,
las lluvias de otoño y hasta el trepidar
de cascos de bueyes que pisan mi esencia,
aullidos de lobos,
gritos de chajás.-
Yo quiero ser canto rodado en la arena,
pulido por años, mojado de mar,
bañado de estrellas y sales sin penas,
oyendo sirenas, rodar y rodar.-
Soy piedra señores y tengan respeto,
tengo sentimientos como los demás,
Dios me dio el silencio verbal, quién diría
si al fin las paredes pudieran hablar.-

MORIR CONTIGO











¿Cómo haré mañana para abrir los ojos,
respirar el aire entre mil sollozos?
¿Cómo hace la gente que sigue viviendo,
si siento que muero de pena por dentro?

¿Cómo ser de nuevo, si me desintegro,
cómo amar ahora, que ya nada quiero?
¿Cómo no soñarte, si ya no despierto
del absurdo sueño donde nunca has muerto?

¿A quién rezo ahora que ya nada creo,
para qué el rosario colgando en mi pecho,
a quién le suplico, a quién le prometo,
a quién pido cuentas si nada poseo?

Y si el pie se tuerce, si la luz se apaga,
¿dónde habrá sosiego, quién me dará calma,
quién quitará piedras de mi senda oscura,
dónde está el secreto, dónde mi esperanza?

Me muero contigo, muero a tu costado,
buscando la tregua en un campo minado,
siento que he perdido mis brazos, mis piernas,
siento que no siento que estés a mi lado.-

¿Cómo habrá un mañana, si hoy muero contigo?


Agosto 2010

*