Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

miércoles, 27 de octubre de 2010

BORDANDO




Deja la puerta entreabierta
donde yo pueda sentir
perfumes de madreselvas
y de rosas del jardín.-

Deja que el sol de la tarde
se me cuelgue de los pies,
no me converses, no hables,
déjalo para después.-

Deja que quede en silencio
con mi bordado tambor,
dorado en el blanco lienzo
a tu nombre dibujó.-

Deja que borde las letras
que amo tanto pronunciar,
tiene perfume a violetas
la esquina de tu inicial.-

MARINA




Quién fuera noray de tu muelle agitado,
tibia arena de playa de tantos pescadores;
quién pudiera ser calma en tu mar encrespado,
un remanso en un lago de turquesas colores.

Quién pudiera ser ancla arraigado a tu pecho,
el pescante que ice y te salve la vida,
redondez de la vela que te cubre en tu lecho,
botalón que te aferre en la cruel despedida.

Ah quién fuese timón que gobierne tu nave,
tu amante de la driza que te eleve hasta el cielo,
la popa que dibuje caminos estelares.

Y entre los atolones de perlas y corales
Soltarme las amarras, enredarme a tu pelo
y navegar muy juntos los mares ideales.

sábado, 16 de octubre de 2010

LIED (Poema para Piano)




Vieja partitura cubierta de polvo
y anciano silencio sobre aquel teclado;
ni un rostro curioso ni un prudente tacto
ni un sutil sollozo por verlo animado.-

Aquella ave extraña de aspecto curioso,
cuando extiende su ala sin plumas ni brillo,
muestra su delgado y fino entramado
de cuerdas vocales y viejos martillos.-

Con pocas señales en un pentagrama,
Mozart, Liszt y Schubert van a despertarlo,
serán los fantasmas ilustres de antaño
que harán un andante camino agitado.

Entonces comienza la gran sinfonía
y en tropel las blancas, las negras, las fusas,
impregnan el aire con tal armonía
y se oyen rapsodias y odas inconclusas.-

Mas todo es mentira, el piano ha callado
y hace ya cien años que nadie lo afina,
si al menos un niño golpeara jugando
su vieja sonrisa de marfil de China.-