Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

viernes, 28 de abril de 2017

PASIÓN


El golpe del pincel sobre la tela                
un baile de cortinas con el viento,
el mar enfurecido con la arena            
o un ademán flamenco.
Un sacudón del toro ante la estaca,
el llanto de una madre ante la cruz,
el aluvión cargado de resaca,
o el cantar andaluz.


La pasión, poco a poco,
nos va llenando espacios,
no es caricia, es un tango
no es capullo, es la flor.
Es la fuerza invisible
tan rebelde y oculta
una firmeza adulta,
es casi una obsesión.


El resonar profundo del timbal,
la fuerza de la orquesta,
el instinto primario y animal
de la lucha y protesta.


En el impacto súbito y genial
de pujar y parir un hombre nuevo
y en un simple susurro maternal
darle su primer beso.


La pasión poco a poco,
se instala en nuestra vida,
nos da la valentía,
nos nubla la razón.
Es el motor golpeando nuestro pecho
que nos hace invencibles
y logra lo imposible
que es ganarle al dolor.


En los celos perversos que nos ciegan
o en la rabia absoluta que es vergüenza,
en golpes sobre el piano del artista
o en plena indiferencia.


En la restauración del arte antiguo,
en el atleta llegando a su meta,
en esa confesión de amor ambiguo
que fue pasión secreta.


La pasión poco a poco
nos va dejando solos,
nos suelta de la mano
sabiendo que es mejor.
Nos deja la alegría
de haber vivido tanto
a puro sentimiento
y a todo corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario