Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

domingo, 18 de junio de 2017

ESTABA LOCA

Estaba loca sí,
loca de atar decían,
pero la loca era una loca suelta,
suelta y libre,
tan peligrosamente libre que
hubo que atarla.

Porque en la esquina
bailaba sola,
iba y venía,
hasta que un día
sacó un cuchillo
y el mundo entero
se enloqueció.

Estaba loca,
loca de atar
y hubo que atarla
como decían
porque en la esquina
con un cuchillo
iba y venía.

Iba y venía
la malandrina
y era preciosa
la loca suelta
que estaba loca y no lo sabía
y en esa esquina tan peligrosa
con su cuchillo
se desató.

Hasta que un día
cantaba sola
la loca suelta
y era tan libre
la malandrina
que iba y venía
y el mundo entero
se enamoró.

Estaba loca,
loca de atar
y en un descuido
perdió el cuchillo.
Era preciosa y no lo sabía
y el mundo entero
que iba y venía
sólo quería
verla cantar.



ENREDADERA



Hace tiempo que estoy
mirando esa pared
y a veces me parece
alejarse y volver.
Otras veces yo creo
que la veo crecer,
sin embargo está quieta
esa verde ilusión
que se aferra a los muros
que acaricia al balcón,
que perfuma mis noches
con aroma dulzón.  

Sube y sube
y allí cerca del cielo
dio una flor.

He de buscar la forma
de que llegue a la luna
y de colgarle estrellas
en sus ramas desnudas.
Intentaré treparla,
acariciar sus hojas,
mostrarle un arcoiris,
juntarle mariposas,
llenarla de cariño,
decirle que es hermosa.


Sube y sube
y allá por entre nubes
se perdió.




martes, 13 de junio de 2017

MILAGRO


Te esperé cada noche,
te busqué en los andenes,
y un montón de reproches
inundaron mi mente.
Le pregunté a la gente
si te vieron partir
pero nadie sabía,
nadie hablaba de ti.

Y ahora que te tengo
dormido en mis brazos,
que no hay ni un susurro
rasgando tu sueño,
mi alma repleta de tanta alegría
estalla en mi pecho.

Soy tu centinela, vivo vigilando
que ningún recuerdo se trepe a tu lecho
velaré tus noches, te estaré cuidando
como de pequeño.

Has vuelto, mi niño,
no puedo creerlo,
he rezado tanto,
tanto, tanto, tanto
que ya no recuerdo

Te tengo conmigo
tranquilo y seguro
atrás el infierno y el campo minado
la guerra maldita que al fin ha cesado
te devolvió a salvo.

Esto es un milagro,
algo inexplicable
agradezco al cielo la fe que mantuve,
oh fe inquebrantable
entre letanías de tantos rosarios.

Decían que habías muerto
y todos estos años
mantuve en secreto
la ilusión de verte
y ahora que te tengo
te aprieto en mis brazos
porque tengo miedo
tengo tanto miedo
a que me despierte.

Briar Rose . Arthur Rackham

sábado, 10 de junio de 2017

QUE SE DETENGAN...




Que se detengan las nubes,
que ya mismo se frene el universo,
que no canten los grillos
y todo esté en silencio.
Que se detenga el mundo,
que no gire el planeta,
que los mares congelen
y todas las palomas queden quietas.
Que apaguen las auroras
y los atardeceres,
que todo se interrumpa
y que la lluvia espere.
Que todas las preguntas
se queden sin respuestas
y que dos manos juntas
no rompan más promesas.
Que al menos un segundo

el mundo se detenga...

viernes, 28 de abril de 2017

PASIÓN



El golpe del pincel sobre la tela                
un baile de cortinas contra el viento,
el mar enfurecido con la arena            
o un ademán flamenco.
El salto de la fiera cuando ataca,
el llanto de una madre ante la cruz,
un aluvión cargado de resaca,
o el cantar andaluz.


La pasión, poco a poco,
nos va llenando espacios,
no es caricia, es un tango
no es capullo, es la flor.
Es la fuerza invisible
tan rebelde y oculta
una firmeza adulta,
es casi una obsesión.


El resonar profundo del timbal,
la fuerza de la orquesta,
el instinto primario y animal
de la lucha y protesta.


En el impacto súbito y genial
de pujar y parir un hombre nuevo
y en un simple susurro maternal
darle su primer beso.


La pasión poco a poco,
se instala en nuestra vida,
nos da la valentía,
nos nubla la razón.
Es el motor golpeando nuestro pecho
que nos hace invencibles
y logra lo imposible
que es ganarle al dolor.

En la concentración del trapecista,
en los celos perversos que nos ciegan,
en golpes sobre el piano del artista
o en olas que golpean.


En la restauración del arte antiguo,
en el atleta llegando a su meta,
en esa confesión de amor ambiguo
que fue pasión secreta.


La pasión poco a poco
nos va dejando solos,
nos suelta de la mano
sabiendo que es mejor.
Nos deja la alegría
de haber vivido tanto
a puro sentimiento
y a todo corazón.

jueves, 27 de abril de 2017

VITRAL



Techo de fino cristal,
claraboya con estrellas,
pareces pequeño mar
donde yo nadar quisiera.


Un capullo en el vitral
se tiñó de luz morada
y me lanzó sus destellos
sobre la almohada.


Envidiosa mi ventana
de sentirme enamorada
por desear lo terrenal
olvidó a su luna blanca.


La luna no aguantó más
paseando la noche entera
y se colgó al ventanal
para mirarme las piernas.


Y una noche de pasión
mi lucerna se quejaba
y en el viento repetía:


“también quiero ser amada”.



sábado, 22 de abril de 2017

sábado, 25 de marzo de 2017

VOLVERÁS




Sé que vas a volver.
Vendrás como tormenta
que llega de repente
sin anunciarse en truenos
y empaparás mi rostro,
mi pelo, mi vestido
como todo aguacero.
Caerás con tu frescura
sobre mi piel ardiendo,
derramarás tus gotas
cual inicial bautismo
ahogando los abismos
por los que fui sufriendo.
Vendrás,
vendrás como las aves
regresan cada año  
y sin perder el rumbo
llegan al mismo sitio
mas algo habrá de extraño,
algo que nunca has visto.
Ya no perderé el sueño
viendo por las ventanas
ni andaré sigilosa
bregando en las mañanas,
no contaré las horas,
no aullaré de dolor…
Si acaso un sentimiento
aflorara a mis labios
o prendido en el viento
cual si fuera un resabio
me escucharas palabras
con un dulce sabor,
será emoción, ternura,
compasión o nostalgia...
pero jamás amor.

viernes, 24 de febrero de 2017

LA DURMIENTE DEL VALLE


Un pájaro negro llegó de repente,
se clavó en mi pecho muy fuerte, muy fuerte,
dijo que la culpa era toda mía
y yo le creía.


Vino de otro mundo, de tierras lejanas
donde las envidias forman telarañas,
bebió de una fuente tan contaminada
de agua envenenada.


Me caí al piso, rodé en la ladera
como si la hierba curarme pudiera,
un rastro de sangre bordó la colina
con mi vida entera.


Al pasar los días blanquearon mis pieles
y un par de palomas vinieron a verme,
hurgaron mi pecho y sólo llevaron
la paz que me duerme.





Ilustraciones Benjamín Lacombe