Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

martes, 24 de mayo de 2016

REINA AFRICANA

Era negra su piel, era brillosa,
olía a manantial y a pastizal reseco,
a sol de mediodía en la charca fangosa,
a oasis, a palmera, a grito en el desierto.


Negra era su piel como pantera
que acecha entre las ramas a su presa,
sus ojos tan oscuros como noches
y bronce era el color de sus caderas.


Su andar era cadencia entre las fieras,
tan ágil y liviana cual gacela,
a su paso las sierpes se escondían
al igual que los tigres y las cebras.


Su cabeza llevaba una diadema,
un emblema real como bandera
mezclado entre las plumas y las trenzas
una joya preciosa de oro y perlas.


De noche dos leones la seguían
y a su choza de barro custodiaban
su indómita fiereza se rendía
por proteger a la Reina africana.

………………………………………………………….

martes, 17 de mayo de 2016

MI RENACER


Hoy,
me derrotó, me tiró al suelo, cantó victoria
y mirando al horizonte creyéndome vencida,
mientras no me veía, oculta entre mis lágrimas
logré ver el reloj.
Seguía firme y constante con ritmo indiferente
y cada golpecito sonaba como un grito
muy dentro de mi mente.
Al último minuto, cuando crees que el cielo
se derrumba ante ti,
el sol en su desquicio,
tiró una sombra al piso
y ésta me habló así.
Aquí,
te quedarás rendida? Vivirás día a día
cautiva y deprimida, inmóvil para siempre
soportando el dolor?
Ahora
que no sientes ninguna rebeldía,
que con ojos abiertos estás como dormida
y cada pensamiento se agota
en un sopor.
No flaquees, amiga,
levántate sin prisas,
simplemente respira,
todo estará mejor.
Juro que sostendré tu osamenta agobiada,
tus lágrimas sin agua, igual me beberé,
tus manos congeladas templaré con las mías
y si alguien te golpeara, yo te defenderé.
Y aunque no haya más luces
siempre estaré contigo,
repetiré tus formas, te seguiré de a pie;
soy tu amiga de siempre, yo conozco tu historia,
nunca te dejaría, prometo serte fiel.
Ofrezco acompañarte el resto de mi vida,
levántate querida,
hoy vuelves a nacer.


Ilustración;
Feliz de ser yo - Amanda Cass

VETE DE MI VIDA


Cada día más cerca
como amor verdadero,
como la propia muerte,
rondas en mi mente
como una polilla
que se acerca al fuego.
Te juegas la vida
por estar conmigo y yo,
yo ya no te quiero.
Quítame tus brazos
que asfixian mi cuello,
ve donde te amen
y quieran tus besos,
hoy es tan difícil
sostener lo nuestro.

Déjame ser libre
suéltame, te ruego,
aunque sea un riesgo
perder todo luego.
Suéltame la mano
que antes te ofrecía,
soledad maldita,
vete de mi vida.


Ilustración:
Stuck in a rut - Amanda Cass

martes, 10 de mayo de 2016

LA MUJER DEL TAMBOR



No preguntes cómo
al sonar la lonja salgo de mi cuerpo.
Una fuerza extraña me sacude adentro.
Mis manos golpean el cuero reseco
y un ritmo africano brota entre mis dedos.
Mi piel desteñida, mi cabello suelto,
mi sangre latina con cruza de negro
pulsa en el repique a tiempo y destiempo.
La luna no quiere dormir en silencio
y baila en el lago junto a los luceros.
Hoy me siento esclava mulata sufriendo
pero golpe a golpe se apaga el incendio
que late en mi pecho con el mismo son.
Volveré mañana con la misma fuerza,
con la misma sangre
y el mismo tambor.

jueves, 28 de abril de 2016

YO TE AMO



Yo te amo árbol,
te amo capullo,
te amo simiente,
fruto y murmullo
que, entre el follaje,
eres descanso
de tanto vuelo.


Yo te amo aurora,
luz sonrosada
que entre las nubes
eres doncella
corriendo tules
de luz morada.


Te amo barranco
porque tu fosa
de fango y trébol
fue un paraíso
casi escondido
para mis juegos.


Amo la blanca
luz de los truenos,
la lluvia mansa
y en los cristales
dejar dibujos
hechos a dedo.


Te amo secreto,
te amo silencio,
amo el misterio
tan poderoso
del torbellino
que lleva el viento.


Amo la lágrima
que cae al suelo
por los recuerdos
lindos que tengo,
amo la historia
que me has dejado...
amo este cuento.

sábado, 23 de abril de 2016

TU PIE





Con tropiezos de cansancio,
con el agua a los tobillos,
por el musgo resbaloso,
entre festuca y junquillos
va mi sangre como un río
serpenteando lo rocoso.
Ah si yo fuera una brisa
para acariciar tu rostro.


Paso a paso en el sendero
de rayuelas y de bailes,
de niñez y juventud,
te conduzco por la vida
como guía y como cruz,
ah si yo fuera una estrella
para colgar en tus ojos
mi pequeña luz azul.


Pero un día me despego
de la tierra y en un salto
vuelo en pasos de ballet,
me deshago de tu sombra,
giro en el mágico cielo
y temo no querer volver.
Ah si yo tuviera alas
para alzarte por el aire…
pero solo soy tu pie.


Ilustración:
Manuel Fernández Pacheco
España
Foto Kylli Sparrek



En recuerdo a las víctimas del tornado de Dolores 2016

lunes, 11 de abril de 2016

PIEDRAS COLORADAS



Quiero sentarme aquí, luna de plata,
donde los centinelas hacen noche
a contemplar por fin el horizonte
y vigilar las sierras y los montes.
Quiero quitarme la fría armadura
para sentir la hierba de jardines
el valle con olor a clorofila
y el manto rosado de macachines.
Quiero apoyar mi espalda en esta tierra
que lleva impresa toda la nostalgia
de aquellos que murieron en la guerra
por un flaco puñado de esperanza.
Quiero apoyar mi cabeza en la piedra
donde el indio apoyaba su confianza
y traicionado por conquistadores,
su sangre la tiñó de colorada.
Quiero sentarme aquí por un segundo
llorar por el cacique y por su raza
borrarme ese recuerdo nauseabundo,
con lágrimas quitarme tanta rabia.


(Existe en Uruguay
un Pueblo Viejo
que no sabe por qué
así se llama.)

Los Últimos Charrúas
Edmundo Prati, Gervasio Furest Muñoz y Enrique Lussich.
Prado . Uruguay


sábado, 9 de abril de 2016

EL NOMBRE DE LAS PLANTAS


Desde niña aprendí el nombre de las plantas,
me pasaba las horas jugando en el jardín,
me quedaba extasiada mirando los colores
y el perfume de flores quería para mí.


Estudiaba la forma que tienen los malvones,
las vincas, amapolas, rosas pitiminí,
las clivias, los azahares, las dalias, los claveles,
las rosas de la China y el frágil alhelí.


Jugaba entre canteros de lantanas y lirios,
de malvas y gladiolos, geranios y jazmín
la enorme madreselva lo perfumaba todo,
entre zinnias y brezos yo me sentía feliz.


Había portulacas, hortensias, margaritas,
aves de paraíso, flores de la pasión,
gerberas, alhucemas, aljabas, capuchinas
lobelias diminutas y bocas de dragón.


Violetas, Leandro Gómez, prímulas, clavelinas,
la rubia peregrina tan fácil de cuidar,
jacintos y verbenas, el viejo calistemo,
la cola de la novia, la lluvia de coral.


Una vez le corté las ramas al crataegus
solo porque quería con su frutos jugar
y un pájaro pequeño se posó entre mis manos
y un mar de mariposas volaba sin parar.


De niña me aprendí el nombre de las plantas
y que mil animales vivían en el jardín,
arañas, cascarudos, ratoneras y ranas,
palomitas de monte y un verde colibrí.

lunes, 4 de abril de 2016

EL REENCUENTRO



Fue tan brutal el mundo antes de ti,
un espacio vacío, una penumbra, silencio.
Un punto diminuto de luz vino a mi encuentro
y me mostró un camino bajo el sol del verano.
Cincuenta años de dicha, es tanto y no me bastan,
se me van las sonrisas como arena en las manos.
Después de ti es brutal lo poco que ha quedado,
tanto espacio vacío, la penumbra, el silencio.
Un punto diminuto de luz te llevó lejos
y sólo resta ahora esperar
el reencuentro.

sábado, 2 de abril de 2016

CUATRO PLUMAS

Si esto es tristeza entonces
qué bueno que haya nudos
que aprietan las gargantas,
almohadas que se duermen
mojadas por las lágrimas
y manos temblorosas
que no saben qué hacer.


Si esto es locura entonces
qué bueno que haya redes
que atrapen al suicida
qué bueno que haya lobos
aullándole a la luna
y circos sin palomas
que nos hagan reír.


Si esto es pasión entonces
qué bueno que haya fuego
quemándonos por dentro,
qué bueno que haya gritos
festejando la gloria
y silencios de rabia
que nos hacen llorar.


Si esto es la vida entonces
qué bueno que podemos simplemente vivir,
bailar aunque sea lento,
silbarle al mismo viento,
cantar en el silencio
o rendida en la noche
soñar con ser feliz.


Cuatro Plumas de Michael Parkes