Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

viernes, 29 de enero de 2016

MI LOCURA


Así estaba yo.
Colgada de una hoja,
con mis alas de plumas
robadas a palomas
bailando en las veredas,
cantando en otro idioma
cuando llegaste tú.
Lloraste mi locura
y sin ninguna duda
te alejaste de mí.
Yo seguía feliz
mirando mi reflejo
en charcos como espejos,
corriendo mariposas,
detrás de un colibrí.
Yo nunca te mentí,
me armo y me desarmo,
exploto y me desangro
mi mente se hace cargo
de cuando te perdí,
yo lo prefiero así.
Soy loca desde siempre,
me busco los problemas,
suelo escribir poemas
que nunca más leí;
soy algo irreverente,
a veces volé alto
y otras tantas caí.
De nada me perdí
cuando perdida estaba,
sentí que tenía alas,
volé, volé, volé.
Trepé, nadé, salté,
de lo alto a lo profundo
yo nací en este mundo
y me lo acaparé.
Por charcos y lagunas,
por estrellas y lunas,
siempre me enamoré,
por cascadas y montes
por rubios horizontes
también siempre lloré.
Yo siento al Universo
latiendo por mis venas,
respiro lunas llenas,
me alimento de mar,
de sol, de lluvia y viento,
de valle y de volcán.
Existo entre los nidos,
los bosques, los arbustos,
habito en los pantanos,
en piedras del abismo
y en capullos de azahar.
Esta es mi realidad
que unos llaman locura
pero yo estoy segura
se llama libertad.

miércoles, 27 de enero de 2016

SECRETOS DE ESTABLO


Desde la vieja tapia de madera,
por entre algún nudo hueco o podrido,
fluía un chorro de luz iluminando todo.
Las partículas de polvo que volaban invisibles,
se volvían tornasoles en ese haz robusto y cálido...
Todo huele a heno, a sorgo, a feterita,
a tarde de domingo y a ganas de jugar.
Las bolsas de arpillera eran como montañas
y allí en la cumbre misma, una herradura vieja
coronaba el lugar.
Era mío el verano, los relojes sin tiempo,
las tinajas heladas, el quejido del viento,
las siestas sin dormir.
El horizonte entero cabía en el establo,
las moscas de febrero, la guitarra, el sombrero
y un lejano mugir.
Oculto entre los fardos, el baúl del abuelo
con herrajes de bronce que nunca pude abrir
guardaba los recuerdos de las vidas perdidas,
Saravia se moría, fin de guerra incivil.
Todo quedaba allí, en mi oculta guarida,
mis rodillas heridas y mi orgullo infantil
esperando por mí.
A veces regresaba con mil flores robadas
de jazmín o alhelí,
pero siempre volví
y miraba en la tapia algún hueco podrido
buscando una moneda del cielo más añil.

martes, 12 de enero de 2016

PARIENDO SUEÑOS


A pesar de la tarde, la noche irreversible
se impregna del sencillo perfume de tu pelo,
a pesar de la lluvia y el calor sofocante
van canosas estrellas rodando por el cielo.

Cruzamos el camino de olivos y cristales
buscando golondrinas, colibríes, horneros
y sólo vimos uno bañándose en un charco
en pleno mes de enero.

Fuimos enriqueciendo la vida con historias,
con silencios de tórtolas y paseos remotos,
tomados de la mano o a millas de distancia
unidos como nunca, el uno con el otro.

Engendramos el tiempo, el nuestro, el que no estorba,
el que no cuenta años ni se mide con horas,
fuimos vientre fecundo alimentando sueños,
concebimos un mundo de magia salvadora.

A pesar de lo humano fuimos ángeles locos
guiados por el canto del ave en nuestro pecho
y a cada paso incierto, volábamos un poco
eligiendo lo bueno de este mundo maltrecho.

Atrás las guerras santas que por guerras ya pecan,
el hambre, la miseria, la tortura..., la idea
que a veces por ingenua, tanto se cree en ella;
atrás tantas promesas que a todos hipotecan.

Cruzamos la frontera, hallamos agua fresca
y el niño que cargamos será la Tierra nueva.
Imberbe la esperanza, yo creeré en ella
como se cree en locos, en genios, en poetas.

A pesar de mí misma, volveré a ver estrellas,
sentiré tu perfume aunque ya no estés cerca
porque sé que ha brotado, que hemos dejado huella,
que juntos inventamos la nueva primavera.

*

martes, 10 de noviembre de 2015

CUENTO CONTIGO (Canción)



Camino contigo,
desde hace tiempo voy a tu lado
y nos empuja el viento en la calle
y nos enreda los pensamientos.
Y vamos juntas,
ni un solo día nos separamos,
ya sean tus fotos en mi bolsillo,
ya sea tu anillo puesto en mi mano.
Ambas sabemos reírnos de todo,
aunque muy juntas también lloramos,
ambas charlamos codo con codo
y entre silencios nos reencontramos.
Cuento contigo,
yo no conozco otra alternativa,
sigo escuchando tu linda risa,
sigo soñando que sigues viva.
No te me alejes,
sigo buscando tus ojos verdes,
en otros rostros pretendo verte
pero ninguno se te parece.

..........................

Cuento contigo,
no te me alejes
y vamos juntas
codo con codo.
Se nos enredan
los pensamientos
y ya no tengo
otra alternativa;
sigo buscando
tus lindos ojos,
sigo soñando
que sigues viva.
Cuento contigo.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Y SIN EMBARGO



Yo no quise quererte y sin embargo
aquí me ves pidiendo una caricia,
una dulce palabra nunca dicha
un gesto que provoque mi ilusión.
Porque sin saber cómo y desde cuándo
has invadido todo pensamiento
y en mi cabeza vivo preguntando
por qué me late fuerte el corazón.
Tú no quisiste amarme y sin embargo
aquí me estás atando entre tus brazos
y en este despertar de un nuevo lazo
se fecunda una unión.
Mis leyes y argumentos precipitan,
tu lógica al final se vuelve cómica
ya no somos dos polos que se evitan
formamos una atómica fusión.
Entonces desde ahora y para siempre
en este “sin querer y sin embargo”
habitará un “te quiero” permanente
que no concibe al mundo sin los dos.

sábado, 31 de octubre de 2015

A VECES


A veces los ángeles llegan todos juntos
y se hace un silencio casi sepulcral,
el tiempo detiene su ritmo implacable
y en cámara lenta parece que va.

Hay ciertos momentos de místico ensueño
donde nuestro mundo parece irreal
y no se perciben los ruidos más fuertes
sólo tus latidos logras escuchar.

Son pequeños seres, entes invisibles,
duendes, hadas, elfos o gnomos quizás,
amados espectros de vidas pasadas...
¿eres tú, mamá?

BRILLO DE LUNA



Aquella noche brilló la luna,
como nunca, como ninguna
y mis ojos que soñaban con soñarte
rendidos al insomnio y al desvelo
buscaban un refugio en ese cielo.
Te perdí, dije hacia adentro,
ya no encuentro ni recuerdos,
he perdido la memoria
como pétalos al viento.
Poco a poco fui dejando
en las paredes mis huellas,
una a una fui colgando
fotos viejas como estrellas
y los vientos de la noche
que atormentan mi vigilia
quieren que el astro ilumine
descorriendo mis cortinas
y fugaz y repentina
la emoción llegó hasta mí.

Aquella noche brilló la luna
como una loca y por fortuna,
en ese instante...,
yo pensé en ti.

RAÍCES


Si supiera el puente que el agua ya es otra,
que las nubes cambian y el viento que sopla
las hace morir.
Si supiera el tiempo que las horas pasan
y que no es posible que el tiempo pasado
se vuelva a vivir.
La piedra caliza ya se tornó arena,
el fuego en el monte arrasó
hasta el último bulbo de azucena.
Ya no existe el cielo, la cosa prohibida,
el miedo ha escurrido por tantas heridas
que ya puedo seguir.
Ahora que no hay tiempo me han brotado ganas
me levanto antes, por las madrugadas
y creo que el sol aparece por mí.
Ahora que la vida y yo somos amigas,
que sabe mis sueños o los adivina
discurro en silencio, camino más lento,
me siento feliz.
Si el camino viera que yo soy la misma
y a pesar del tiempo me reconociera,
le diría:¡volví!
De alguna manera volveré a ese puente
a pisar las hojas secas y crujientes
donde ayer viví.
Y seguramente el agua, las nubes,
el viento y las horas serán diferentes,
han pasado años en que estuve ausente
pero mis raíces me traen hasta aqui.

jueves, 24 de septiembre de 2015

NO TODO FUE ROCK AND ROLL


Todo comenzó con una mentira,
una gran mentira de ésas que se repiten mil veces
y se van metiendo en las mentes ingenuas,
crédulas y jóvenes.
Después la ilusión, el sueño loco,
la mágica utopía.
La flor y el pelo largo fueron enquistando
los núcleos, los amigos, la familia.
Nos hicieron creer que el mundo era nuestro y
debíamos luchar por él,
cuidarlo de quienes no pensaban igual,
entonces nacieron las banderas, los dogmas,
los polos opuestos, la vida por la idea.
Pero era caro luchar por una idea y
hubo que robar, infiltrarse, raptar,
agredirse, morir y primero matar.
La bala se hizo dueña, reina y trofeo;
empoderaba al débil mental, al loco, al mentiroso
al iluso, al drogadicto, al guitarrista.
La bala era bandera.
En la asonada se esgrimía a escondidas
porque furtiva, siempre la culpa es ajena.
Y cuando la vida valía menos que la muerte
nacieron los mártires, las culpas, las venganzas.
Entre susurros el odio era un veneno
que se metió en el alma y ya nada
volvió a ser como era antes,
mientras, en la radio, Stevie Wonder
más ciego que nunca,
nos mataba de amor.


miércoles, 26 de agosto de 2015

RETRATO


Un día saqué tu rostro del retrato
y comprendí que podía seguir respirando,
le di cuerda al reloj, regué las margaritas
y salí bajo la lluvia ensuciando mis zapatos...
y no me importó.
Debí haberlo quitado hace ya mucho tiempo
cuando ya no respiraba,
cuando los pétalos mentían,
cuando descalza en el cuarto
no atinaba a ver las estrellas.

miércoles, 5 de agosto de 2015

YO FUI PRINCESA


De niña yo fui princesa en el jardín de mi abuelo,
con corona de jazmines enredada entre mi pelo .
Un vestido de tul blanco que me llegaba hasta el suelo
con cintas de mil colores y un enorme camafeo.
Como cetro, una gran pluma robada de algún plumero
y un trono más que adecuado, el banco de carpintero.
Allí pasaba la tarde hablando con mis plebeyos
que eran vecinas de cuadra, nietas de amigos de abuelo
y cada una traía manjares para mi reino:
pastel de naranja y barro, alfajorcitos de arena,
un coctail de margaritas en copitas de azucenas
y hacíamos ademanes de comer y beber todo
mientras mi madre reía de mis remilgos y modos.
A veces era la hermana más mala de Cenicienta,
fui doctora, bailarina, bruja, azafata y maestra,
una vez fui capitán, otras tantas marinero,
fui fantasma, india, pirata, incluso fui hasta heladero.
A la sombra de la parra mi niñez, mi adolescencia,
fui dejando las muñecas por el amor a un chicuelo
y aunque jamás se enteró ni de mi propia existencia…
...de niña yo fui princesa en el jardín de mi abuelo.


*

domingo, 2 de agosto de 2015

A LETI


Hoy volví a la playa enorme de marzo
con el sol brillante del otoño tibio,
chapoteé en la orilla con los pies descalzos
y Leti, valiente, saltó entre las olas en feliz delirio.
Corrió hasta cansarse, mi incansable linda
y volvía exigente a invitarme al juego
pidiendo que lance su pelota al aire,
hasta lo imposible del celeste cielo.
A veces se aleja corriendo gaviotas,
se da media vuelta y vuelve a la carrera
lleva en su torrente de vidas remotas
la sangre de lobos que nunca perdiera
Y cuando la vence el cansancio en sus patas,
se mete en el agua por más que esté helada
y sale a tirarse en la arena mojada y entonces,
tan sucia, su cara parece que me dice “gracias”.
Gracias a ti, nena, que alegras mi vida
como si supieras que me hace tanta falta,
mi fiel compañera de todos los días
vamos a la playa a ensuciarnos caras,
a surcar las dunas gigantes, doradas,
a buscar cangrejos debajo del agua,
a hacer que la arena nos cubra hasta el alma;
y si el sol se oculta, si estás muy cansada
te alzaré en mis brazos, te llevaré a casa.

*

NOCHES EN LA PLAZA


Ya van dos semanas de tórridas noches, se me ha hecho costumbre salir de paseo,
envuelta en un blanco vestido de seda, me voy a la plaza buscando aire fresco.
La hamaca se mueve, el álamo tiembla, tal vez esto indique que viene tormenta
y mientras camino por entre agapantos, los niños me miran con cara de espanto.

Hace quince días que no tengo sueño y paso las noches escribiendo cuentos
y cuando la idea se escapa de casa, yo salgo a buscarla y llego hasta la plaza.
Busco en las hamacas chillonas de enero, en los subibajas que llegan al cielo,
en la fuente seca, entre los canteros, por el pedregullo de los mil senderos.

Me siento a la orilla del banco más viejo y trato en silencio de encontrar un verso
y nacen y trepan como enredaderas subiendo glorietas de un nuevo universo.
La estatua de mármol me observa sonriente como si supiera un secreto mío
y yo no comprendo por qué en noches cálidas, su cuerpo tan blanco se muere de frío.

De pronto un relámpago lo ilumina todo y vuelvo corriendo llena de palabras
y mientras regreso oigo que alguien dice: “allí va el fantasma que ronda en la plaza”.
Cuando llego a casa me miro al espejo y no veo nada más que piel y huesos;
hace quince días que no como nada desde que firmaron mi triste deceso.


*

viernes, 17 de julio de 2015

ORO Y RESACA


En cada pequeña parte,
en cada pieza incrustada
igual que en gotas de lluvia
que solas, no dicen nada,
se cuentan breves historias,
llevan tiempo ser halladas,
son testigo agonizante
de alguna tarde en la playa.
Hay un trozo de madera,
caracoles, nubes blancas,
se siente el sabor salobre
de las olas encrespadas.
Un universo escondido
debajo de tanta agua,
cuánto ron se habrá bebido
bajo esa luna plateada.
A mis pies, sobre la arena
llegan arremolinadas,
me suplican que las lleve,
que no las deje ignoradas,
que preserve su memoria
que de rodar van cansadas.
Unas viajan desde lejos,
están pulidas, quebradas,
otras en la misma orilla
se han quedado estancadas,
y el sol y la arena fina
confunden oro y resaca.
Por eso cuando despierto
las veo en mi pared blanca
pues sé que laten historias
que nunca fueron contadas.


*

viernes, 26 de junio de 2015

MI DUALIDAD


Siento la fuerza enorme del tornado furioso,
no puedo contenerme, soy ciclón tropìcal,
tifón indestructible, un viento pavoroso,
soy fiera que no duerme esperando atacar.

Otra veces soy niebla entre helechos boscosos,
un manto de rocío, una gota de mar,
indefensa en el charco, retenida en los ojos,
bendita como el agua de pila bautismal.

Soy dos en este cuerpo de alma y de materia,
de alegría y tristeza, de amor y de maldad,
mi sangre está formada por dos polos opuestos,
soy ángel y demonio, lucho entre el bien y el mal.

Admito mis miserias para decir entonces,
que a pesar de mí misma, de esta dualidad,
soy neta, pura, única, especial, diferente
como agua de una fuente y viento de huracán.


lunes, 22 de junio de 2015

CONDENA


Semidesnuda,
cubre mi corazón un velo de poesía
cada palabra es la falda en el suelo,
es un bretel que lento se resbala,
es la pasión con toda alevosía.

En evidencia,
este poema me despoja a pleno
quita de mí cuanto yo llevo dentro
deja flotando un residuo en el pecho
y soy el náufrago de un barco ajeno.

Acorralada,
por el veneno de tantas palabras
una que invita y otra que rechaza,
una que ruega y otra que reclama
y me intoxica con ideas macabras.

En carne viva,
dejan sangrando mis manos cautivas,
cuando acarician mis ojos vendados,
sueño que escribo porque sigo viva
despierto herida aunque memorizando.

Ya condenada
En mi prisión repito una y mil veces
un verso brota y en mi mente estriba
y me condena desde hoy para siempre
o me tortura para que lo escriba.

Apelo ahora
al don que tiene la indulgencia plena
que a juicio de vosotros me de alas
que sólo con leer este poema
logre por fin la libertad anhelada.


Christian Schloe . New Nature

viernes, 12 de junio de 2015

BLISS


Oh vida, greda de este mundo
barro que moldeaste al universo,
suelta mi mano y este mechón canoso al viento
y no permitas que me muera sin un beso.

Deja que arraigue en mi pecho un sentimiento,
una ilusión, un sueño loco, algún veneno,
deja que broten los abrojos por mis huesos
pero no dejes que muera sin un te quiero.

Llévate el manto tan pesado de recuerdos
dame ventajas al menos por un momento,
quita tus manos congeladas de mi cuello
hoy no me robes la esperanza y el deseo.

Oh vida plena, regia y sin miedos,
(que la escultura hecha de sal ya huele a infierno)
embraza todo lo bello del universo,
grita mi nombre si es posible a cuatro vientos
y úngeme el óleo para ser un hombre nuevo .

Y si de pronto levanto vuelo,
si me despego de la tierra y no despierto,
si te parece que me alejo sin regreso,
no me retengas, voy por mis sueños.


*

Bliss - A. Cass

domingo, 17 de mayo de 2015

MELODÍAS


En mi cabeza flotan como nubes las melodías más lindas,
aquellas que cantabas en el campo, cuando niña
y a veces tarareo absorta en mis recuerdos
y traspaso las horas
y desando los tiempos
y me imbuyo de sueños.
La música me sigue resonando por dentro,
eres el ángel mío que me guía en secreto.
Y al saber que el sonido sería mi compañero
fuiste más que alimento,
fuiste tanta alegría,
fuiste lo que más quiero.


*

ALARIDO


Alarido,
fuente seca,
niños muertos,
el peligro de nacer;
la ilusión de amanecer
en otro puerto.

Negro el cielo,
negra piel
y negra el alma;
condenados
a escapar
en una balsa.

Sangra en el Mediterráneo
un cardumen de sueños
y la mano salvadora
aprovecha a llenarse de dinero.

Alarido,
boca seca
grito al cielo;
el peligro de nacer
ser humano sin derechos.

martes, 12 de mayo de 2015

DE LAVANDAS Y BOCAS DE SAPO


Tic tac,
tic tac,
el sueño llegaba con un bostezo largo.
Afuera el calor ahuyentaba a todos menos
al heladero con su carrito y su pregón tan esperado:
“barritas, vasitos, bombón, helados.”
Nos bajábamos de la cama y en carrera,
íbamos al cuarto de la abuela a pedirle el dinero,
sin embargo, experta en lidiar con nosotros,
se hacía la dormida mientras la voz
del heladero se alejaba entre adoquines.
Tic tac, tic tac,
volvía a oírse el reloj,
señal que la tarde avanzaba lentamente y
nuestro cuarto alentaba a las travesuras.
Probarse los tacones de la tía, usar sus maquillajes o
revolverlo todo era el plan de mi prima y hermana mayor.
Ya para cuando el silencio protocolar de la tarde
había sucumbido entre risas y purpurinas,
mi abuela aparecía dispuesta a llevarnos a todas hasta
la heladería de la esquina.
Allí, nos acomodábamos con nuestros disfraces y
caras pintadas, totalmente entregadas a la labor de
devorar esas heladísimas dulzuras tratando de equilibrarlas
a sus cucuruchos.
Siempre alguno cayó, siempre alguna lloró y siempre la abuela
volvió a comprar y a consolar.
Éramos francamente felices con nuestros ropajes pegoteados
volviendo de su mano al jardín de lavandas y bocas de sapo.


*

viernes, 8 de mayo de 2015

DECÍAN...


Decían que eran nueve las musas del Parnaso,
cada uno en lo suyo inspirando al autor
quiso el destino un día jugarnos una broma
quitándolas del medio y solos nos dejó.

A pesar del calvario sentimos el llamado
de la invención etérea, divina creación
y fue como un regalo jamás imaginado
que nos dejó el legado de la propia ilusión.

Dónde ha quedado Erato, Calíope, Talía
cantando sus canciones y bailando al compás
de bellas melodías de tan gracioso ingenio,
yo las busco entre sueños sin poderlas hallar.

Si Apolo permitiera que al menos una de ellas
escuchara el sonido que hay en mi corazón
que mana eternamente como brilla una estrella,
que atormenta mis noches de versos y pasión.

Conviérteme en la piedra de mármol azulada,
en flor del heliotropo o humilde girasol,
pero no me abandones en esta tierra helada
donde el silencio mata sin conocer canción.


*
El Parnaso - Andrea Mantegna (Fragmento)

sábado, 14 de febrero de 2015

CUANDO LLEGÓ A MÍ



Entró como una tromba en medio de mi pecho
y se instaló allí mismo donde se sienten cosas
me murmura al oído, me impulsa o desanima,
es mi dueño absoluto de voz maravillosa.

Yo no salí a buscarle pero llegó a mi encuentro
como una mano amiga, ajena y poderosa
me demostró el secreto de la bella alegría
y la mansa costumbre de valorar el día.

De vez en cuando busco una ilusión serena,
una canción bajita, alguna luna llena
y me sobran sonrisas que nunca había reído
entonces le bendigo por haberme elegido.


*
I'll treasure you - Amanda Cass

viernes, 6 de febrero de 2015

CADA TANTO


Cada tanto,
me entran ganas de verte
recorro con mis dedos el marco de tu foto
me indigno con el mundo, discuto con la muerte
y quito de un estante todos mis sueños rotos.

Es que hay veces que tengo el recuerdo borroso,
entrecierro los ojos añorando tu rostro
me detengo en las frases que alguna vez dijimos
e incluso en los silencios compinches y divinos.

Y te extraño y me muero y mi mundo termina,
me golpea un oleaje y quedo a la deriva,
lloro como una niña hasta caer rendida
y con ojos hinchado despierto y sigo viva.

La rutina me calma, los zapatos me llevan,
todo se normaliza, no hay tristeza, no hay pena
y en esta compostura social que a todo ordena
se templa mi locura y finjo una sonrisa.

A veces necesito drenarme de tu ausencia,
sentir grabado a fuego ese dolor que quema
convulsionar mi vida por poca que ésta sea
y confirmar entonces a mi propia existencia.

Cada tanto me urge
saber que siento un poco.

*
Ran Ortner - Hiperrealismo 12 (Estados Unidos)


sábado, 31 de enero de 2015

LA REBELIÓN DEL VIENTO


¿Y si fuera posible la rebelión del viento,
el agitar de nubes como se agitan sábanas
para quitarles sueños?
Tal vez en el otoño las hojas sentirían
un empujón siniestro, harían mil piruetas
antes de caer al suelo.
¿Y si pudiera entonces, la negrura del cielo
transformarse en aurora boreal de mil colores
o en tornado de flores?
Tal vez en el invierno los pájaros vendrían
a anidar mis cerezos y brotarían sus ramas
oyendo sus gorjeos.
Si todos los fantasmas llegaran en silencio
poniendo mariposas adentro de mi pecho,
¿yo hallaría el consuelo?
Tal vez yo sentiría el corazón liviano
y libres los sentidos, latiendo entre mis manos
me sentiría feliz.
Si un espanto invisible me llevara volando
y en mi seca semilla regara su elixir
quemándome hasta el fin.
Acaso nacerían en mi vientre amapolas,
vomitaría palomas o rosas carmesí
sintiéndome morir.
¿Si los amaneceres molieran las penumbras,
si los rayos altivos incendiaran las horas
en las que pienso en ti?
Tal vez desistiría de este capricho mío
que te pretende aquí.

Entonces aferrada al portal semiabierto,
mis labios repitiendo el mismo Padrenuestro,
yo lograría vivir.


*
Ilustración; “Set your heart free” de Christian Schloe (Austria)

domingo, 11 de enero de 2015

FLORES SECAS


He intentado reavivar las flores,
con el óleo trascender la muerte
de este ramo de viejos colores
y capullos inertes.

Eran enormes en la esperanza pobre,
eran fragantes coronando el olvido,
eran etéreas entre la luna cobre
y el pavoroso frío.

Si al menos alguien recordase sus nombres
y entre tantas hermosas las encontrasen bellas,
si ante un error de vuelo llegasen mariposas
como a la noche estrellas.

Tenían la imprudencia de saberse distintas,
altivas entre ramas dominaban las eras,
divisaban el valle rebosado de azahares,
de vides y caléndulas.

Yacen junto a un marco de añoso dorado,
la enjundia de otrora enredada en pinceles,
un tibio reflejo de sol entre nublado,
boceto inconcluso entre tantos papeles.

Eran tan diferentes sus encumbrados sueños,
con vanidad de flor y arrogante delirio,
no quisieron oírse crujir como hojas secas
y ese fue su martirio.

*
Flores Secas - María José Chico (Argentina)

sábado, 10 de enero de 2015

¿ES POSIBLE?


¿Es posible
que llegue el momento
que ya nada busque
que nada pretenda?
Ansioso infierno mío
de seguir andando
tras una quimera,
de pretender siquiera
cambiar lo inmutable.
¿Es posible acaso
que la muerte misma
me sosiegue un poco,
o será que entonces
vagaré en silencio
paseando despojos?
¡Frena mi carreta,
frénala de a poco
que estallan en mi alma
como un viento loco,
ganas de vivir!

*
Carretó Fantasma - Salvador Dalí

jueves, 8 de enero de 2015

POR AHÍ


Allí está, por ahí,
colgando de una nube,
en la carta cerrada que tiene tu perfume,
en la rosca glaseada con pétalos de rosa,
en el vuelo indeciso de alguna mariposa,
ella está por ahí.
Detrás de una maceta,
en las manos de un niño
que remonta cometas
y las deja partir.
Cuando abro las ventanas,
entre bellas lantanas, ella duerme feliz
con corona de flores de todos los colores
enhebradas por mí.
Y a veces me provoca
con un verso en la boca
para hacerme reír.
Seguro que está aquí,
esperando el momento
que todo esté en silencio,
cuando ama venir
y se aferra a mi ruedo
cuando escribo y no puedo
dos palabras unir.
Ella está por ahí,
escondida en mi cama,
susurrando a mi almohada
el verso que escribí.
Yo sé bien que está aquí
cuando se mueve el viento
o cuando pasa el tiempo
y no sé nada de ti.
Por aquí o por allí
donde nace la lluvia,
donde están los secretos,
donde huele a pomelo,
donde hay un colibrí.
Ella está por ahí
cuando suelto mi pelo,
cuando andar es un reto
y entre cardos azules
digo, juro y prometo
que volveré por ti.
Más allá o más allí
donde el puma se esconde,
en los juncos por donde
sé muy bien que la vi.
Detrás de una cascada
de agua clara y helada
donde avispas zumbonas
forman un camoatí,
Yo sé que ella está ahí,
en la arena dorada del arroyo y el monte,
en la agreste quebrada que pinta al horizonte
con timbó y curupí.
Hace años que anda aquí,
no quiere que la mire,
paso a paso me sigue
y me obliga a insistir.
Ella está por aquí
y aunque no pueda verla
es curioso tenerla
siempre cerca de mí.
No me quiero morir
sin decirle “te quiero”
y que ahora no puedo
ya sin ella vivir.

Ilustración Cathy Delanssay

lunes, 5 de enero de 2015

VERDE LUNA



Noche de verde luna,
plumita de codorniz
nubes sobre la laguna
y perfume de alhelí.
Todo me recuerda a ti
en estas noches de enero
mi pequeño compañero
siempre estás cerca de mí.
Cuando vuela mi sombrero
sales de un salto a jugar
y me lo traes deshecho
pero lo traes igual
y te sientas a mi lado
fatigado a descansar
y me miras de reojo
con ojitos de guardián.
Cuando abro el abanico
y lo comienzo a agitar
tu colita hace lo mismo
como queriendo imitar.
Noche de verde luna,
vuela una estrella fugaz
yo sé que fuiste a buscarla
y pronto me la darás.


*

lunes, 15 de diciembre de 2014

LA BARCA


Ahora que es más fuerte este silencio tuyo,
ahora que en las nubes están los pedestales
ya nada me conmueve para reír como antes,
ahora que el futuro llegó para quedarse.

Como ese libro abierto siempre en la misma hoja,
ahora que la historia se fue desvaneciendo
ya no tengo motivos, ya nada se me antoja,
ahora me parece vivir como muriendo.

Y vuelan los efímeros minuteros del tiempo
como lo hacen las almas rozadas por el viento,
ya nada vale mucho por más que tenga precio,
apenas vivo y lucho en medio de mi lecho.

A duras penas traigo un montón de poesías,
un cántico que arrastro sin saber bien por qué,
se prende a mi murmullo alguna melodía
y curo mis heridas para seguir en pie.

Entonces sin quererlo comienza este diluvio
de palabras que llegan de a miles hacia mí
y trepan a mi barca algunas expresiones,
perdón por las que nunca decidiré escribir.

Viajan a la deriva entre miles bocetos,
fecundan en las noches la idea original,
ahora que nada tengo, que no existen secretos
nace como arcoiris este verso final.


*

miércoles, 19 de noviembre de 2014

PARED


Yo quiero volverme piedra
dura de la cantera,
cemento entre la ranura
donde crece la maleza,
quiero sentir la entereza
del muro de las taperas.
Ser pared, eso quisiera,
la que nunca se derrumba,
la lápida de una tumba
si es preciso que así fuera,
ser testigo del lamento
o del secreto de amor,
atajo para los vientos,
resguardo para una flor.

Y si muda me quedara
retratada en el olvido
y mi esencia de alarido
se convirtiera en silencio,
seguro que me aquerencio
en las grietas del ladrillo.
Y cuando en las noches claras
la luna lance su brillo
y sobre el verdín un rostro
te parezca conocido,
no temas a los fantasmas
que soy mi sueño cumplido

*

martes, 14 de octubre de 2014

LA NIÑA DIFERENTE


Eras distinta,
como dos gotas de agua,
una de mar y otra de océano
pero ambas destinadas a armonizar mi vida.
Y en esa armonía de tardes frescas en la playa
había noches violentas, tempestuosas y bravas.
Y cuando en esta barca que es la vida misma
perdía la esperanza,
me aferraba a tus ojos tan calmos y perdidos,
a tus manos inquietas tejiendo el aire vivo
y todo el universo conspiraba contigo
para hacerme feliz.
Claro que eras distinta,
ya me lo habían dicho
con los ojos llorosos,
con ese sentimiento de
“sólo a ellos les pasa”
y te vi tan pequeña
como una gota de agua
y supe que eras todo,
todo para mí.


*Myths of Autism

Ilustración
Mariluna - Nicoletta Tomas Caravia

martes, 23 de septiembre de 2014

360°


Yo quiero un brujo que me santigüe,
me cambie el paso, tire el cuerito,
que me recete algún yuyito
porque lo mío no da pa´más.
No estoy segura si es mal de ojo,
si ando empachada o tengo antojo,
si atraigo yeta o a gatos negros
o es pura envidia de vecindad.
Que tinta china, que cinta roja,
que ruda macho o de la otra,
cortar el aire con la tijera
como si el aire se pueda cortar.
No sé si deba decirlo en público,
tal vez yo tenga sucia mi aura,
conozco a alguien que la restaura
pero te cobra una enormidad.
Tal vez me deba tirar los bucios,
leer las cartas, ver mi futuro,
colgar un ágata sobre el muro
o formar coros con Orixás.
Si no consigo un curandero,
un adivino o espiritista
me da lo mismo algún negrito,
un guardaespalda o consejero,
que me proteja de todo mal.
Estoy dispuesta a meditar,
hablar con guías espirituales,
a irme a la selva con un Chamán
a que me enseñe varios rituales.
Tal vez yo tenga que consultar
a un mago bueno, a un hechicero
que me de algo para quemar
o a un sacerdote (y no exagero)
que me pudiera exorcizar.
Sólo una cosa digo en verdad,
no quiero ver en alguna esquina
que han degollado unas gallinas
solo por pura credulidad.
Lo mío no viene del más allá,
ni hay un embrujo en mi destino,
pasa que mientras camino,
miro cuanto no hay que mirar.
Por el momento me fui al doctor
porque me aquejan unas dolencias
y a pesar de su experiencia
me recetó a un sanador.
Entonces todo vuelve a empezar
quiero tener un hada madrina
un conjuro, un alquimista,
una bola de cristal
o gran frasco de Aspirinas.


*

domingo, 21 de septiembre de 2014

HERRUMBRE


De a poco las cosas fueron quedando quietas
como la cadena del barco encallado,
como los postigos de la casa vieja
y tantas bisagras que hasta ayer cantaron.

Se fueron tiñendo de una capa fina
con tantos matices rojizos y cobres
que el sol de la tarde les tenía inquina
pensando que era el mal de los pobres…
y no era pobreza, era soledad.

Los grifos sin agua, las flores tan secas,
las puertas cerradas, la falta de fiestas,
todo se cubría de una podredumbre
y de una belleza por demás modesta.

Algunos verdines en el campanario
ahogaron los ecos de las oraciones,
hoy verde refugio para los canarios
que son perseguidos por grandes halcones.

Y a veces de noche, cuando sopla el viento
y apoyo la mano en mi lado izquierdo
oigo un rumor suave, un triste lamento
y me sangra herrumbre de algunos recuerdos.

*

jueves, 18 de septiembre de 2014

OCULTA


En el libro de mis manos,
por la senda en que camino,
en la sala en la que habito
y en mis sueños sin sentido,
libre va mi pensamiento
y aunque es corto el recorrido
nadie lo puede apresar.
Aunque me dejen a oscuras,
sin comida o sin abrigo,
aunque ya no estés conmigo
siempre te puedo pensar.
No preciso nada más
para sentir tu cariño
de pronto soy como un niño
que juega al imaginar.
Qué si me quitan el nombre,
si me ocultan las ventanas
si me confunden las noches
con el sol de las mañanas,
si al menos puedo llorar.
Qué si flagelan mi cuerpo,
si hablan cosas sin sentido,
ruego poder seguir vivo,
ruego no olvidar rezar.
Es allí en la oscuridad
que siento me crecen alas
y es el ave Libertad
que al saberme acorralada,
en su siniestro volar
me lleva donde añoraba.
Y esa tristeza que a veces
se enquista en lo más profundo
sólo por ver otros mundos
comienza como a drenar.
Siento paz, tranquilidad
y una enorme independencia
y aunque tenga otra apariencia
tras las rejas de mi celda,
nadie me podrá quitar
mi oculta felicidad.
Aquí está y aquí se queda
escondida entre mis lirios,
en los espacios vacíos
y en mi loca soledad.
A veces quiere jugar
en el portal de las guerras
se oculta entre las miserias
sólo por ir a buscar
alguien que la necesite,
alguien que la quiera tanto
que la llame desde el llanto
y allí oculta...,
siempre está.

*

sábado, 23 de agosto de 2014

LA NOCHE DEL HURACAN


¿Si me vuelvo luna o me vuelvo rosa,
si en la noche oscura soy la mariposa que se va a morir?
Déjame en silencio,
sola con el viento yo quiero seguir.
No me desamparan los duendes del aire,
bailan a mi lado las luces de abril.
Si me vuelvo espuma, ceniza o espina
déjame en silencio
tan solo existir.
Hoy la noche tiene
pétalos caídos,
un ronco sonido que hay que definir,
pantera con ojos de luna amarilla,
que en rotas rodillas
pretendía huír.
¿Si una ola me arrastra, si el viento me lleva,
si corriendo caigo por una ladera
y no puedo subir?
Quédate en silencio que a paso de noche,
en un nuevo aliento,
me oirás venir.


*

miércoles, 6 de agosto de 2014

EN LA CIMA



Yo me pregunto a veces, cuando llegan las sombras,
por qué intentar de nuevo otro monte escalar
cuando ya estoy a salvo en mi propia guarida
se me alegra la vida cuando vuelvo a arriesgar.
Parece que no aprendo, que con nada escarmiento,
no preveo el peligro o todo me da igual,
mi corazón rechaza quedarse en una esquina,
mi mundo se ilumina cuando vuelvo a probar.
Con los años parecen estar más elevadas
las cumbres que proyecto en mi mente ganar
y todo mi equipaje se vuelve más ligero
si hallo al compañero con alma similar.
Nuestras vidas dependen ambas del mismo hilo
y el filo del abismo lo podría cortar
pero hay un equilibrio cuando se llega a lo alto
que alcanza dar un salto para poder volar.
Entonces ya no hay miedo, somos uno en dos alas,
soy parte de la roca, tú el aire a respirar
y me quedo dormida asida a la esperanza
de lograr que los sueños se vuelvan realidad.


_

sábado, 19 de julio de 2014

RUMBA


Vengo arrastrando carita´e sueño,
vengo buscando donde llorar
ándole errando por este suelo
de arena tibia y agüita´e mar.
Estoy cansada, un poquito triste
y ya no quiero ni razonar
guardo una lágrima en mi pañuelo
como si fuera lindo cristal.
¿Ay tristeza, cuándo te irás?
Ay nostalgia loca y divina,
bájense en la próxima esquina
que yo me quiero quedar.
Quiero bailar un poquito más,
quiero cantarle un poco a la luna,
quiero gozar la fortuna
de volverme a enamorar.
Traigo una rumba pa´comenzar
para bailar con cuerpo caliente
para gozar con la gente
que le guste parrandear.
Una cadera que viene y va,
movimiento con un meneo,
un pasito para atrás
y ya tienes compañero.
Vengan todos a bailar,
esta rumba está bien buena,
que olvidarse de las penas
no significa olvidar.


*

miércoles, 9 de julio de 2014

MI CANASTO


Aquí vengo.
Aquí te traigo mi canasto lleno,
ya lo he cargado por tanto tiempo
y ahora merece un lugar sereno.

Aquí te traigo lo que ha quedado
pues ya no puedo seguir cargando
porque mis manos algo temblonas
se están quejando.

Flores y frutas, sustento diario,
días y noches, molino y campos,
tantos colores, anecdotarios,
gustito a menta, ruta y poblados.

Este canasto se tejió a mano
con la destreza de algún gitano,
juntó ciruelos, juntó duraznos,
juntó esperanzas y algún fracaso.

Vadeó los ríos y los arroyos
fue mi corona de mimbre y cardo
juntó racimos, juntó pimpollos
y fue paraguas en mil chubascos.

Este canasto viajó en un bote
repartió panes y leche fresca,
llegó a una iglesia y el sacerdote
me lo bendijo para la pesca.

Y ahora lo traigo, aquí lo dejo
con la abundancia que te deseo,
este canasto que ahora está viejo
esconde en flores lindos secretos.


*

sábado, 5 de julio de 2014

LOS AÑOS


Con los años me he vuelto cautelosa en amores
no se deslumbra fácil mi viejo corazón,
hoy me importan las cosas que ayer me eran banales
y lucho hasta la muerte cuando tengo razón.
Con los años olvido donde dejo las llaves,
anoto lo importante y muero de dolor
cuando veo en la mesa tanto espacio vacío,
con los años cocino tan solo para dos.
El tiempo me ha enseñado que nada es imposible,
que todo tiene cura, que tiene solución,
que puedo deshacerme en lágrimas de miedo
y amanecer de nuevo sonriente con el sol.
A veces me parezco a una caricatura,
ignoro lo que piensan, lo que dicen de mí,
me he vuelto malcriada y un poco caradura
pero sinceramente trato de ser feliz.
Aprendo con los años que tengo un vencimiento,
una fecha invisible en la que he de partir,
entonces me propongo vivir cada momento
a todo sentimiento y ganas de reír.
No me importa la moda ni los zapatos altos,
soñé con ser rapsoda y esto es lo que hay aquí,
con los años vinieron canas y sobresaltos
pero si me preguntan...,
los volvería a vivir.


*
Ilustración: Mujer Antigua - Mónica Fernández (México)

sábado, 15 de febrero de 2014

SABIENDO...


Sabiendo que eras noche, yo me compré una luna,
la cosí a mi sombrero, luego fui a caminar
y creyéndome dueña de tu espacio infinito
te robé mil estrellas y las tiré en el mar.
Gritaron bajo el agua pero nadie escuchaba,
su luz se fue apagando, sólo quedó el cristal,
que brilla por las noches con luz iridiscente
y muere en las orillas pulido por el mar.

Sabiendo que eras día, me compré amaneceres
y me hice un vestido con cielos de verdad,
tiene mangas doradas y la cintura malva
y una falda rosada que me gusta girar.
Llevo flores de nubes atadas en el pelo,
llevo un sol encendido que arrastro al caminar;
un anillo de oro con gotas de rocío,
un perfume de almendra, de musgo y de coral.

Sabiendo que tú vienes, yo correré a tu encuentro
como polos opuestos unidos por imán;
me atrapas en tus redes, me tomas y conquistas.
ejerces un hechizo, ganas mi voluntad.
Entonces no hay remedio para este dúo nuestro
que no conoce el día si no hay oscuridad…,
tú bosque y yo cemento, tú oxígeno y yo viento,
tú mil granos de arena y yo profundo mar.

*

sábado, 23 de noviembre de 2013

MI BICHITO DE LUZ


Tengo una mariposa peludita, un bichito de luz que tiene cola.
Es una y se parece a una bandada, cuando anda por la plaza juguetona.
Yo tengo un colibrí que anda girando por todos los rincones de mi casa,
buscando algo dulce, una sonrisa, un mimo, un gesto amable, una guiñada.
Yo tengo un leoncito que pretende que lleve su pelota a todas partes
y a veces se parece a una paloma cansada de volar y de mirarme.
Tengo una criatura que me huele, me despierta, me gruñe aunque jugando;
que finge que no oye si la llamo y llega si yo finjo estar llorando.
Tengo un perro guardián que a veces cambia su gesto aterrador si hay bengalas,
si gritan por la calle o simplemente advierte que pronto van a bañarla.
Es cruza con gatito independiente y gorrión atento a las miguitas
y aunque no lo parezca, es obediente pero nunca le gusta estar solita.
Yo tengo una perrita compañera que más que una mascota es mi familia
y desde su almohadón ella me espera, paciente y amorosa, mi Leticia.


*

viernes, 27 de septiembre de 2013

MI ABUELA AZUL


A veces con el viento, la mecedora cruje,
parece que extrañara aquel rítmico andar,
cuando mi abuela azul me subía a su falda
y todo en torno mío parecía flotar.

Azul, porque sus ojos eran trozos de cielo,
azul porque a su pelo solía matizar,
azul por medio luto por falta del abuelo,
azul porque la quiero siempre azul recordar.

Abrazada a su cuello le olía ese perfume
de pequeñas lavandas que hablaban en francés
y en su pecho colgaba un lindo camafeo
de zafiros azules y marfil japonés.

Azul, mi linda abuela se grabó en mi recuerdo
con sus ojos claritos y la tez color miel
y su halo celeste flota siempre a mi lado
ángel guardián que traigo de lejana niñez.

Cómo mirar el cielo sin recordarla a ella
si parece que el tiempo jamás podrá borrar
a aquella viejecita que hamacaba a su nieta
con brazos perfumados y ojitos de cristal.

viernes, 20 de septiembre de 2013

UN ABANICO BLANCO


Un abanico blanco es un trozo de nube,
un temblor de ala rota, un vaivén de perfume,
es sonrisa escondida, un atisbo de beso,
es promesa y deseo que se esconde travieso.
Al cerrarse es gorjeo, sonar de castañuelas,
ademán de desprecio y otras veces soberbio,
augurio de palabras, revelar de secretos,
es música y silencio.

Si se apoya en la falda tranquilo u olvidado
se convierte en paisaje bellamente ignorado.
Queda en pausa dormido, sueña con aleteos
y parece un mendigo implorándote un beso.
Mas si remonta vuelo en una mano pálida,
regala brillos, giros, su prestancia y su gala.
Un abanico blanco es la vela de un barco
en un cielo de marzo sin rumbo prefijado.

Es el pan de la misa virginal e intocado,
tan cerca del pecado de tu pecho latente,
es visillo de encajes traídos del Oriente
que encubre mil pasiones y a los besos robados.
Un abanico blanco es pájaro en el cielo,
mariposa inocente que vuela a todos lados,
con puño de marfiles bellamente tallados,
que manos de una novia llevan bajo su velo.

Un abanico blanco es flamenco y es tango
de lujoso salón o tasca de fandangos,
recuerdo de familia que en el siglo pasado
anidó en esta tierra a cambio de un abrazo.

sábado, 29 de junio de 2013

POESÍA PORQUE SI



Poesía porque si,
porque se cuelga la tarde en la ventana,
porque las horas se deshojan y marchitan
y la noche todavía tarda.
Poesía sin motivo,
por el simple hecho de saborear palabras,
por consentir al aire con susurros
o enamorar un poco a tu mirada.
Poesía sin un por qué,
tal vez el silencio asusta
y ya no tiene sentido
vivir sin una canción.
Una poesía así, sin pretenciones,
como una barca anclada en una orilla
soñando que alguien suelte sus amarras
para luego partir a la deriva
repitiendo tal vez unas palabras...
entonces, sólo así tendrá sentido
esta poesía escrita
porque si.


*

domingo, 28 de abril de 2013

RINCON DE AMAPOLAS



Más allá de las barrancas, en un rincón de amapolas,
tendida mirando nubes, Violeta se encuentra sola.
Un eclipse de cabello le tapa sus ojos negros
como cortina de encaje que oculta al nocturno cielo.
¡Ah, si supieran sus labios lo que es el sabor de un beso!

Más allá de los desvelos, de eternas noches sin sueño,
Violeta tiene un anhelo que la desgarra por dentro,
pero lo deja en secreto pues le entrecorta el aliento,
lo esconde, lo disimula, no le deja un aleteo;
Violeta muere de ganas de poder decir “te quiero”.

Más allá de los naranjos donde baila el viento suelto
aunque humedece a los cardos y el suelo se vuelve fresco,
hay un galope en el pecho, un gruñir de puma hambriento,
una ilusión que se enrosca en párpados semiabiertos...
¡Ah, si supiera Violeta que eso se llama deseo!


*

martes, 5 de febrero de 2013

SOY VIENTO


Soy viento que ondea en el trigal maduro,
curvándole espigas en olas sinuosas,
corro por el valle de verdor oscuro
llevando aire fresco y perfume a rosas.

Sacudo los tilos y las madreselvas,
las tuyas gigantes y las hierbabuenas,
los mimbres, las fucsias, pequeñas verbenas,
los cardos azules y las azaleas.

Ando por los montes de sauces y arueras,
por las cinacinas y las dedaleras,
mezclo la dulzura de los algarrobos,
del jazmín de Hungría y de las higueras.

Soy brisa violeta, ciclón de azucenas,
soplo entre las cañas, ráfaga de menta,
huracán furioso abatiendo almendras
y un impulso suave entre la alameda.

Quien llegue a mi pueblo que abra bien las puertas
para que perfume sus horas de siesta,
porque soy ventisca de aromo y retama,
de bosque, de río, de valle y floresta.


*

viernes, 1 de febrero de 2013

ESTRELLITA



Si yo pudiera estrellita, encontrarte en este cielo
donde las constelaciones decoran telón tan negro,
peinarme bajo la luna, engarzarte entre mi pelo,
sería la más hermosa de las muchachas del pueblo.

Si yo pudiera estrellita, detener tu raudo vuelo,
te robaría esa estela para tejer un mantón
y cubriría a mi niño con esos hilos de oro
y por gracia de un deseo, latiría su corazón.

Si pudieras estrellita, frenar tu errar de gitana,
vería tu luz encendida brillar siempre en mi ventana;
te escribiría una carta en un avión de papel
y en ella te contaría lo feliz que soy con él.



*

domingo, 6 de enero de 2013

LA AGONÍA DEL SILENCIO



He de morirme atrapada en una estrofa,
en algún verso repetido de memoria;
dejaré una canción sin estribillo,
un cuento nuevo que jamás será una historia.

He de partir entre mis viejos manuscritos
y bendecida por papeles amarillos;
he de morirme entre la fábula y el mito
como un soldado manteniendo el equilibrio.

Tal vez un día partiré en un monosílabo
o en la expresión más acabada de la prosa
con la ilusión de haber vivido tantos siglos
por los siglos de los siglos mariposa.

Y si me ven sucumbir entre sonetos
o me ahogo entre la lírica más diáfana,
no me rescaten del simétrico cuarteto,
dejen que parta en alas de una metáfora.

Ella me inclina hacia la simple metonimia,
teme que muera enmudecida por la afasia,
pero la magia del lenguaje, oro de alquimia,
ha de robarle a mi muerte tal desgracia.

Deja que grite de dolor, que diga algo,
es el silencio la llaga más dolorosa,
hala un susurro de mi boca y pónte a salvo
entre el sonido dulce y simple de una glosa.


*