Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

jueves, 28 de abril de 2016

YO TE AMO



Yo te amo árbol,
te amo capullo,
te amo simiente,
fruto y murmullo
que, entre el follaje,
eres descanso
de tanto vuelo.


Yo te amo aurora,
luz sonrosada
que entre las nubes
eres doncella
corriendo tules
de luz morada.


Te amo barranco
porque tu fosa
de fango y trébol
fue un paraíso
casi escondido
para mis juegos.


Amo la blanca
luz de los truenos,
la lluvia mansa
y en los cristales
dejar dibujos
hechos a dedo.


Te amo secreto,
te amo silencio,
amo el misterio
tan poderoso
del torbellino
que lleva el viento.


Amo la lágrima
que cae al suelo
por los recuerdos
lindos que tengo,
amo la historia
que me has dejado...
amo este cuento.

sábado, 23 de abril de 2016

TU PIE





Con tropiezos de cansancio,
con el agua a los tobillos,
por el musgo resbaloso,
entre festuca y junquillos
va mi sangre como un río
serpenteando lo rocoso.
Ah si yo fuera una brisa
para acariciar tu rostro.


Paso a paso en el sendero
de rayuelas y de bailes,
de niñez y juventud,
te conduzco por la vida
como guía y como cruz,
ah si yo fuera una estrella
para colgar en tus ojos
mi pequeña luz azul.


Pero un día me despego
de la tierra y en un salto
vuelo en pasos de ballet,
me deshago de tu sombra,
giro en el mágico cielo
y temo no querer volver.
Ah si yo tuviera alas
para alzarte por el aire…
pero solo soy tu pie.


Manuel Fernández Pacheco
España
Foto Kylli Sparrek



En recuerdo a las víctimas del tornado de Dolores 2016

lunes, 11 de abril de 2016

PIEDRAS COLORADAS



Quiero sentarme aquí, luna de plata,
donde los centinelas hacen noche
a contemplar por fin el horizonte
y vigilar las sierras y los montes.
Quiero quitarme la fría armadura
para sentir la hierba de jardines
el valle con olor a clorofila
y el manto rosado de macachines.
Quiero apoyar mi espalda en esta tierra
que lleva impresa toda la nostalgia
de aquellos que murieron en la guerra
por un flaco puñado de esperanza.
Quiero apoyar mi cabeza en la piedra
donde el indio apoyaba su confianza
y traicionado por conquistadores,
su sangre la tiñó de colorada.
Quiero sentarme aquí por un segundo
llorar por el cacique y por su raza
borrarme ese recuerdo nauseabundo,
con lágrimas quitarme tanta rabia.


(Existe en Uruguay
un Pueblo Viejo
que no sabe por qué
así se llama.)

Los Últimos Charrúas
Edmundo Prati, Gervasio Furest Muñoz y Enrique Lussich.
Prado . Uruguay


sábado, 9 de abril de 2016

EL NOMBRE DE LAS PLANTAS


Desde niña aprendí el nombre de las plantas,
me pasaba las horas jugando en el jardín,
me quedaba extasiada mirando los colores
y el perfume de flores quería para mí.


Estudiaba la forma que tienen los malvones,
las vincas, amapolas, rosas pitiminí,
las clivias, los azahares, las dalias, los claveles,
las rosas de la China y el frágil alhelí.


Jugaba entre canteros de lantanas y lirios,
de malvas y gladiolos, geranios y jazmín
la enorme madreselva lo perfumaba todo,
entre zinnias y brezos yo me sentía feliz.


Había portulacas, hortensias, margaritas,
aves de paraíso, flores de la pasión,
gerberas, alhucemas, aljabas, capuchinas
lobelias diminutas y bocas de dragón.


Violetas, Leandro Gómez, prímulas, clavelinas,
la rubia peregrina tan fácil de cuidar,
jacintos y verbenas, el viejo calistemo,
la cola de la novia, la lluvia de coral.


Una vez le corté las ramas al crataegus
solo porque quería con su frutos jugar
y un pájaro pequeño se posó entre mis manos
y un mar de mariposas volaba sin parar.


De niña me aprendí el nombre de las plantas
y que mil animales vivían en el jardín,
arañas, cascarudos, ratoneras y ranas,
palomitas de monte y un verde colibrí.

lunes, 4 de abril de 2016

EL REENCUENTRO



Fue tan brutal el mundo antes de ti,
un espacio vacío, una penumbra, silencio.
Un punto diminuto de luz vino a mi encuentro
y me mostró un camino bajo el sol del verano.
Cincuenta años de dicha, es tanto y no me bastan,
se me van las sonrisas como arena en las manos.
Después de ti es brutal lo poco que ha quedado,
tanto espacio vacío, la penumbra, el silencio.
Un punto diminuto de luz te llevó lejos
y sólo resta ahora esperar
el reencuentro.

sábado, 2 de abril de 2016

CUATRO PLUMAS

Si esto es tristeza entonces
qué bueno que haya nudos
que aprietan las gargantas,
almohadas que se duermen
mojadas por las lágrimas
y manos temblorosas
que no saben qué hacer.


Si esto es locura entonces
qué bueno que haya redes
que atrapen al suicida
qué bueno que haya lobos
aullándole a la luna
y circos sin palomas
que nos hagan reír.


Si esto es pasión entonces
qué bueno que haya fuego
quemándonos por dentro,
qué bueno que haya gritos
festejando la gloria
y silencios de rabia
que nos hacen llorar.


Si esto es la vida entonces
qué bueno que podemos simplemente vivir,
bailar aunque sea lento,
silbarle al mismo viento,
cantar en el silencio
o rendida en la noche
soñar con ser feliz.


Cuatro Plumas de Michael Parkes

viernes, 1 de abril de 2016

BAJO LA SOMBRA



Bajo la sombra del árbol tierno
donde las ramas rozan el suelo,
mirando el verde temblor etéreo
del ancho cielo;
me enceguecía el sol de la tarde
y me brillaba algún recuerdo,
era tan simple cerrar los ojos
y verte en sueños.
Aquí te tengo, pensé en secreto,
por fin entiendo que no estás lejos,
tu mano rama roza mi pelo
y me despierto.
Mi mundo entero ya está completo
bajo esta sombra, mi universo,
tu canto pájaro y tu perfume…
cabe en un pétalo.


El Boabab de las flores blancas (detalle)
Cristina Alejos
España


viernes, 29 de enero de 2016

MI LOCURA

Así estaba yo.
Colgada de una hoja,
con mis alas de plumas
robadas a palomas
bailando en las veredas,
cantando en otro idioma
cuando llegaste tú.
Lloraste mi locura
y sin ninguna duda
te alejaste de mí.
Yo seguía feliz
mirando mi reflejo
en charcos como espejos,
corriendo mariposas,
detrás de un colibrí.
Yo nunca te mentí,
me armo y me desarmo,
exploto y me desangro
mi mente se hace cargo
de cuando te perdí,
yo lo prefiero así.
Soy loca desde siempre,
me busco los problemas,
suelo escribir poemas
que nunca más leí;
soy algo irreverente,
a veces volé alto
y otras tantas caí.
De nada me perdí
cuando perdida estaba,
sentí que tenía alas,
volé, volé, volé.
Trepé, nadé, salté,
de lo alto a lo profundo
yo nací en este mundo
y me lo acaparé.
Por charcos y lagunas,
por estrellas y lunas,
siempre me enamoré,
por cascadas y montes
por rubios horizontes
también siempre lloré.
Yo siento al Universo
latiendo por mis venas,
respiro lunas llenas,
me alimento de mar,
de sol, de lluvia y viento,
de valle y de volcán.
Existo entre los nidos,
los bosques, los arbustos,
habito en los pantanos,
en piedras del abismo
y en capullos de azahar.
Esta es mi realidad
que unos llaman locura
pero yo estoy segura
se llama libertad.

miércoles, 27 de enero de 2016

SECRETOS DE ESTABLO

Desde la vieja tapia de madera,
por entre algún nudo hueco o podrido,
fluía un chorro de luz iluminando todo.
Las partículas de polvo que volaban invisibles,
se volvían tornasoles en ese haz robusto y cálido...
Todo huele a heno, a sorgo, a feterita,
a tarde de domingo y a ganas de jugar.
Las bolsas de arpillera eran como montañas
y allí en la cumbre misma, una herradura vieja
coronaba el lugar.
Era mío el verano, los relojes sin tiempo,
las tinajas heladas, el quejido del viento,
las siestas sin dormir.
El horizonte entero cabía en el establo,
las moscas de febrero, la guitarra, el sombrero
y un lejano mugir.
Oculto entre los fardos, el baúl del abuelo
con herrajes de bronce que nunca pude abrir
guardaba los recuerdos de las vidas perdidas,
Saravia se moría, fin de guerra incivil.
Todo quedaba allí, en mi oculta guarida,
mis rodillas heridas y mi orgullo infantil
esperando por mí.
A veces regresaba con mil flores robadas
de jazmín o alhelí,
pero siempre volví
y miraba en la tapia algún hueco podrido
buscando una moneda del cielo más añil.

martes, 12 de enero de 2016

PARIENDO SUEÑOS


A pesar de la tarde, la noche irreversible
se impregna del sencillo perfume de tu pelo,
a pesar de la lluvia y el calor sofocante
van canosas estrellas rodando por el cielo.

Cruzamos el camino de olivos y cristales
buscando golondrinas, colibríes, horneros
y sólo vimos uno bañándose en un charco
en pleno mes de enero.

Fuimos enriqueciendo la vida con historias,
con silencios de tórtolas y paseos remotos,
tomados de la mano o a millas de distancia
unidos como nunca, el uno con el otro.

Engendramos el tiempo, el nuestro, el que no estorba,
el que no cuenta años ni se mide con horas,
fuimos vientre fecundo alimentando sueños,
concebimos un mundo de magia salvadora.

A pesar de lo humano fuimos ángeles locos
guiados por el canto del ave en nuestro pecho
y a cada paso incierto, volábamos un poco
eligiendo lo bueno de este mundo maltrecho.

Atrás las guerras santas que por guerras ya pecan,
el hambre, la miseria, la tortura..., la idea
que a veces por ingenua, tanto se cree en ella;
atrás tantas promesas que a todos hipotecan.

Cruzamos la frontera, hallamos agua fresca
y el niño que cargamos será la Tierra nueva.
Imberbe la esperanza, yo creeré en ella
como se cree en locos, en genios, en poetas.

A pesar de mí misma, volveré a ver estrellas,
sentiré tu perfume aunque ya no estés cerca
porque sé que ha brotado, que hemos dejado huella,
que juntos inventamos la nueva primavera.

*

martes, 10 de noviembre de 2015

CUENTO CONTIGO (Canción)



Camino contigo,
desde hace tiempo voy a tu lado
y nos empuja el viento en la calle
y nos enreda los pensamientos.
Y vamos juntas,
ni un solo día nos separamos,
ya sean tus fotos en mi bolsillo,
ya sea tu anillo puesto en mi mano.
Ambas sabemos reírnos de todo,
aunque muy juntas también lloramos,
ambas charlamos codo con codo
y entre silencios nos reencontramos.
Cuento contigo,
yo no conozco otra alternativa,
sigo escuchando tu linda risa,
sigo soñando que sigues viva.
No te me alejes,
sigo buscando tus ojos verdes,
en otros rostros pretendo verte
pero ninguno se te parece.

..........................

Cuento contigo,
no te me alejes
y vamos juntas
codo con codo.
Se nos enredan
los pensamientos
y ya no tengo
otra alternativa;
sigo buscando
tus lindos ojos,
sigo soñando
que sigues viva.
Cuento contigo.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Y SIN EMBARGO


Yo no quise quererte y sin embargo
aquí me ves pidiendo una caricia,
una dulce palabra nunca dicha
un gesto que provoque mi ilusión.
Porque sin saber cómo y desde cuándo
has invadido todo pensamiento
y en mi cabeza vivo preguntando
por qué me late fuerte el corazón.
Tú no quisiste amarme y sin embargo
aquí me estás atando entre tus brazos
y en este despertar de un nuevo lazo
se fecunda una unión.
Mis leyes y argumentos precipitan,
tu lógica al final se vuelve cómica
ya no somos dos polos que se evitan
formamos una atómica fusión.
Entonces desde ahora y para siempre
en este “sin querer y sin embargo”
habitará un “te quiero” permanente
que no concibe al mundo sin los dos.

sábado, 31 de octubre de 2015

A VECES

A veces los ángeles llegan todos juntos
y se hace un silencio casi sepulcral,
el tiempo detiene su ritmo implacable
y en cámara lenta parece que va.

Hay ciertos momentos de místico ensueño
donde nuestro mundo parece irreal
y no se perciben los ruidos más fuertes
sólo tus latidos logras escuchar.

Son pequeños seres, entes invisibles,
duendes, hadas, elfos o gnomos quizás,
amados espectros de vidas pasadas...
¿eres tú, mamá?

BRILLO DE LUNA



Aquella noche brilló la luna,
como nunca, como ninguna
y mis ojos que soñaban con soñarte
rendidos al insomnio y al desvelo
buscaban un refugio en ese cielo.
Te perdí, dije hacia adentro,
ya no encuentro ni recuerdos,
he perdido la memoria
como pétalos al viento.
Poco a poco fui dejando
en las paredes mis huellas,
una a una fui colgando
fotos viejas como estrellas
y los vientos de la noche
que atormentan mi vigilia
quieren que el astro ilumine
descorriendo mis cortinas
y fugaz y repentina
la emoción llegó hasta mí.

Aquella noche brilló la luna
como una loca y por fortuna,
en ese instante...,
yo pensé en ti.

RAÍCES


Si supiera el puente que el agua ya es otra,
que las nubes cambian y el viento que sopla
las hace morir.
Si supiera el tiempo que las horas pasan
y que no es posible que el tiempo pasado
se vuelva a vivir.
La piedra caliza ya se tornó arena,
el fuego en el monte arrasó
hasta el último bulbo de azucena.
Ya no existe el cielo, la cosa prohibida,
el miedo ha escurrido por tantas heridas
que ya puedo seguir.
Ahora que no hay tiempo me han brotado ganas
me levanto antes, por las madrugadas
y creo que el sol aparece por mí.
Ahora que la vida y yo somos amigas,
que sabe mis sueños o los adivina
discurro en silencio, camino más lento,
me siento feliz.
Si el camino viera que yo soy la misma
y a pesar del tiempo me reconociera,
le diría:¡volví!
De alguna manera volveré a ese puente
a pisar las hojas secas y crujientes
donde ayer viví.
Y seguramente el agua, las nubes,
el viento y las horas serán diferentes,
han pasado años en que estuve ausente
pero mis raíces me traen hasta aqui.

jueves, 24 de septiembre de 2015

NO TODO FUE ROCK AND ROLL

Todo comenzó con una mentira,
una gran mentira de ésas que se repiten mil veces
y se van metiendo en las mentes ingenuas,
crédulas y jóvenes.
Después la ilusión, el sueño loco,
la mágica utopía.
La flor y el pelo largo fueron enquistando
los núcleos, los amigos, la familia.
Nos hicieron creer que el mundo era nuestro y
debíamos luchar por él,
cuidarlo de quienes no pensaban igual,
entonces nacieron las banderas, los dogmas,
los polos opuestos, la vida por la idea.
Pero era caro luchar por una idea y
hubo que robar, infiltrarse, raptar,
agredirse, morir y primero matar.
La bala se hizo dueña, reina y trofeo;
empoderaba al débil mental, al loco, al mentiroso
al iluso, al drogadicto, al guitarrista.
La bala era bandera.
En la asonada se esgrimía a escondidas
porque furtiva, siempre la culpa es ajena.
Y cuando la vida valía menos que la muerte
nacieron los mártires, las culpas, las venganzas.
Entre susurros el odio era un veneno
que se metió en el alma y ya nada
volvió a ser como era antes,
mientras, en la radio, Stevie Wonder
más ciego que nunca,
nos mataba de amor.


miércoles, 26 de agosto de 2015

RETRATO


Un día saqué tu rostro del retrato
y comprendí que podía seguir respirando,
le di cuerda al reloj, regué las margaritas
y salí bajo la lluvia ensuciando mis zapatos...
y no me importó.
Debí haberlo quitado hace ya mucho tiempo
cuando ya no respiraba,
cuando los pétalos mentían,
cuando descalza en el cuarto
no atinaba a ver las estrellas.

miércoles, 5 de agosto de 2015

YO FUI PRINCESA


De niña yo fui princesa en el jardín de mi abuelo,
con corona de jazmines enredada entre mi pelo .
Un vestido de tul blanco que me llegaba hasta el suelo
con cintas de mil colores y un enorme camafeo.
Como cetro, una gran pluma robada de algún plumero
y un trono más que adecuado, el banco de carpintero.
Allí pasaba la tarde hablando con mis plebeyos
que eran vecinas de cuadra, nietas de amigos de abuelo
y cada una traía manjares para mi reino:
pastel de naranja y barro, alfajorcitos de arena,
un coctail de margaritas en copitas de azucenas
y hacíamos ademanes de comer y beber todo
mientras mi madre reía de mis remilgos y modos.
A veces era la hermana más mala de Cenicienta,
fui doctora, bailarina, bruja, azafata y maestra,
una vez fui capitán, otras tantas marinero,
fui fantasma, india, pirata, incluso fui hasta heladero.
A la sombra de la parra mi niñez, mi adolescencia,
fui dejando las muñecas por el amor a un chicuelo
y aunque jamás se enteró ni de mi propia existencia…
...de niña yo fui princesa en el jardín de mi abuelo.


*

domingo, 2 de agosto de 2015

A LETI


Hoy volví a la playa enorme de marzo
con el sol brillante del otoño tibio,
chapoteé en la orilla con los pies descalzos
y Leti, valiente, saltó entre las olas en feliz delirio.
Corrió hasta cansarse, mi incansable linda
y volvía exigente a invitarme al juego
pidiendo que lance su pelota al aire,
hasta lo imposible del celeste cielo.
A veces se aleja corriendo gaviotas,
se da media vuelta y vuelve a la carrera
lleva en su torrente de vidas remotas
la sangre de lobos que nunca perdiera
Y cuando la vence el cansancio en sus patas,
se mete en el agua por más que esté helada
y sale a tirarse en la arena mojada y entonces,
tan sucia, su cara parece que me dice “gracias”.
Gracias a ti, nena, que alegras mi vida
como si supieras que me hace tanta falta,
mi fiel compañera de todos los días
vamos a la playa a ensuciarnos caras,
a surcar las dunas gigantes, doradas,
a buscar cangrejos debajo del agua,
a hacer que la arena nos cubra hasta el alma;
y si el sol se oculta, si estás muy cansada
te alzaré en mis brazos, te llevaré a casa.

*

NOCHES EN LA PLAZA

Ya van dos semanas de tórridas noches, se me ha hecho costumbre salir de paseo,
envuelta en un blanco vestido de seda, me voy a la plaza buscando aire fresco.
La hamaca se mueve, el álamo tiembla, tal vez esto indique que viene tormenta
y mientras camino por entre agapantos, los niños me miran con cara de espanto.

Hace quince días que no tengo sueño y paso las noches escribiendo cuentos
y cuando la idea se escapa de casa, yo salgo a buscarla y llego hasta la plaza.
Busco en las hamacas chillonas de enero, en los subibajas que llegan al cielo,
en la fuente seca, entre los canteros, por el pedregullo de los mil senderos.

Me siento a la orilla del banco más viejo y trato en silencio de encontrar un verso
y nacen y trepan como enredaderas subiendo glorietas de un nuevo universo.
La estatua de mármol me observa sonriente como si supiera un secreto mío
y yo no comprendo por qué en noches cálidas, su cuerpo tan blanco se muere de frío.

De pronto un relámpago lo ilumina todo y vuelvo corriendo llena de palabras
y mientras regreso oigo que alguien dice: “allí va el fantasma que ronda en la plaza”.
Cuando llego a casa me miro al espejo y no veo nada más que piel y huesos;
hace quince días que no como nada desde que firmaron mi triste deceso.


*

viernes, 17 de julio de 2015

ORO Y RESACA


En cada pequeña parte,
en cada pieza incrustada
igual que en gotas de lluvia
que solas, no dicen nada,
se cuentan breves historias,
llevan tiempo ser halladas,
son testigo agonizante
de alguna tarde en la playa.
Hay un trozo de madera,
caracoles, nubes blancas,
se siente el sabor salobre
de las olas encrespadas.
Un universo escondido
debajo de tanta agua,
cuánto ron se habrá bebido
bajo esa luna plateada.
A mis pies, sobre la arena
llegan arremolinadas,
me suplican que las lleve,
que no las deje ignoradas,
que preserve su memoria
que de rodar van cansadas.
Unas viajan desde lejos,
están pulidas, quebradas,
otras en la misma orilla
se han quedado estancadas,
y el sol y la arena fina
confunden oro y resaca.
Por eso cuando despierto
las veo en mi pared blanca
pues sé que laten historias
que nunca fueron contadas.


*

viernes, 26 de junio de 2015

MI DUALIDAD

Siento la fuerza enorme del tornado furioso,
no puedo contenerme, soy ciclón tropìcal,
tifón indestructible, un viento pavoroso,
soy fiera que no duerme esperando atacar.

Otra veces soy niebla entre helechos boscosos,
un manto de rocío, una gota de mar,
indefensa en el charco, retenida en los ojos,
bendita como el agua de pila bautismal.

Soy dos en este cuerpo de alma y de materia,
de alegría y tristeza, de amor y de maldad,
mi sangre está formada por dos polos opuestos,
soy ángel y demonio, lucho entre el bien y el mal.

Admito mis miserias para decir entonces,
que a pesar de mí misma, de esta dualidad,
soy neta, pura, única, especial, diferente
como agua de una fuente y viento de huracán.


lunes, 22 de junio de 2015

CONDENA


Semidesnuda,
cubre mi corazón un velo de poesía
cada palabra es la falda en el suelo,
es un bretel que lento se resbala,
es la pasión con toda alevosía.

En evidencia,
este poema me despoja a pleno
quita de mí cuanto yo llevo dentro
deja flotando un residuo en el pecho
y soy el náufrago de un barco ajeno.

Acorralada,
por el veneno de tantas palabras
una que invita y otra que rechaza,
una que ruega y otra que reclama
y me intoxica con ideas macabras.

En carne viva,
dejan sangrando mis manos cautivas,
cuando acarician mis ojos vendados,
sueño que escribo porque sigo viva
despierto herida aunque memorizando.

Ya condenada
En mi prisión repito una y mil veces
un verso brota y en mi mente estriba
y me condena desde hoy para siempre
o me tortura para que lo escriba.

Apelo ahora
al don que tiene la indulgencia plena
que a juicio de vosotros me de alas
que sólo con leer este poema
logre por fin la libertad anhelada.


Christian Schloe . New Nature

viernes, 12 de junio de 2015

BLISS


Oh vida, greda de este mundo
barro que moldeaste al universo,
suelta mi mano y este mechón canoso al viento
y no permitas que me muera sin un beso.

Deja que arraigue en mi pecho un sentimiento,
una ilusión, un sueño loco, algún veneno,
deja que broten los abrojos por mis huesos
pero no dejes que muera sin un te quiero.

Llévate el manto tan pesado de recuerdos
dame ventajas al menos por un momento,
quita tus manos congeladas de mi cuello
hoy no me robes la esperanza y el deseo.

Oh vida plena, regia y sin miedos,
(que la escultura hecha de sal ya huele a infierno)
embraza todo lo bello del universo,
grita mi nombre si es posible a cuatro vientos
y úngeme el óleo para ser un hombre nuevo .

Y si de pronto levanto vuelo,
si me despego de la tierra y no despierto,
si te parece que me alejo sin regreso,
no me retengas, voy por mis sueños.


*

Bliss - A. Cass