Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

viernes, 26 de noviembre de 2010

HIPERREALISMO




Era tan real como mis uñas clavadas en tu espalda.
Tan fiel y literal como el ojo incisivo,
donde la fantasía se ahoga amordazada
y ya no queda espacio para lo subjetivo.

Justo y preciso como un discurso de amor aprendido de memoria,
encandila a mis sueños por los cuatro costados
y los deja rendidos de realidad, agobiados,
de certezas previsibles como fotografiados.

De lejos no se advierte el mínimo detalle.
Tu mano me aniquila con perfección obsesa,
me duplicas la vida a la vista de todos,
para luego alejarte sin escuchar mis quejas.


Mañana si te descubren, será tarde.
Los sueños ya habrán saltado
por las ventanas abiertas.
Sin embargo, aclamarán la copia,
preferirán la réplica antes que la primera
y pensarán entonces que fui bastante hipócrita,
buscando originales que no me confundieran.



(Memory of that house de Imán Maleki)

-

lunes, 15 de noviembre de 2010

PARA TI




Ay, cómo me gustan tus ojos
de agua clarita, de alberca,
de cielo de media tarde
cuando la brisa es serena,
me gustan porque son mías
esas dos cuentas que llevas
y las quiero siempre cerca,
hasta el día en que yo muera.-

Ay, cómo me gusta tu pelo
iluminado de tiempo
con hilos de media luna
y un dorado ceniciento,
que se acomoda en mi falda
o se acurruca en mi pecho
buscándome la caricia
que con mis dedos le peino.

Ay, cómo me gusta tenerte
siempre cerca compañero,
con tu mano en mi cintura,
adivinando mis sueños
y en las noches de tormenta,
arrebujados al fuego,
jugar como cuando niños
que quien pierde, paga un beso.


.

sábado, 13 de noviembre de 2010

INTENTANDO VOLAR




Despegar del suelo donde reptan los gusanos,
desplegar las alas para uno y otro lado,
sería una gloria ser un ser alado
que no tiene lazos en tierra clavados.

Convertirme en música, rondar en tus labios
sin que te des cuenta que estoy a tu lado,
ser flamante estrella de un cielo morado,
ser una ventisca revoleando cardos.

Un ser invisible, un nubarrón pardo,
yo quiero ser aire, luz, algún perfume
con poca materia, fe, consuelo o llanto,
quiero ser encanto, manantial que fluye.

Quiero ser campana que llama a los fieles,
quiero ser montaña, son de cascabeles,
quiero ser un grito, un simple murmullo,
un papel escrito con el nombre tuyo.

Quiero ser la gota que rebosa el vaso
y que va escurriendo por algún costado,
algo sin figura, algo inanimado,
quiero ser locura que no se ha sanado.

Quiero ser arena que cae de tu mano,
ser sol y ser sombra, estar de ambos lados,
ser una moneda cuando está girando
que lo apuesta todo, que no está jugando.

Ser indiferencia, ser un llanto manso,
ser piedra de hielo que enfría tu vaso,
estar en tu ocaso, servir de remanso
y ser aguacero que limpie el cadalso.

Yo lo quiero todo, lo negro y lo blanco,
despegar del suelo y salir volando,
ser una paloma, un viaje de gansos
intentando un vuelo aunque sea muy bajo.-


.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

EL TREN


 
 
Entre bolsos y mochilas,
la carrera en el andén,
cada cual busca su silla
para no viajar a pie.-

Un madrugón tempranero
nos pidió Estación Central
para instalar pasajeros
hacia el destino final.-
 
 
Es de noche todavía
y cada uno en su lugar,
termo, truco, caña y vino,
este tren ya partirá.-
 
Boletos, pases y abonos,
el guarda requerirá
tanto al que viaje muy lejos
como al que baje en Yatay.-
 
Y comienza el traqueteo,
la modorra viene y va,
un paisano guitarrero,
payadas quiere cantar.-
 
Este caballo de acero
agarró velocidad,
en las ventanas el campo,
ya dejamos la ciudad.-
 
Dígame usted compañero,
dígame a dónde va.
Yo me voy para Chamizo,
donde mi familia está.
 
Hace tiempo que no veo
a mi madre por allá,
yo me fui a Montevideo
y ahora quiero regresar.-
 
Yo sé que me está esperando
en la puerta del zaguán
y a los vecinos contando
que hoy llega su hijo Juan.-
 
Sigue el viaje, es mediodía,
el mate ya se lavó
y una joven a voz viva,
su canasta ofreció:
 
"Vendo empanadas calientes
para el que quiera probar
cómo cocina la gente
en medio del Uruguay”.
 
Tan jugosas y aromadas,
su canasta se vació,
con sus mejillas rosadas
una sonrisa nos dio.-
 
Por fin llega a su destino
este tren aventurero
que recorre los caminos
del país que yo más quiero.-