Datos personales

Mi foto
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

Bienvenidos

Aquéllos que me conocen me reconocen en lo que escribo, los que no, pueden empezar a hacerlo desde aquí; de cualquier manera ten la gentileza de dejar tu sincera opinión.
Ojalá lo disfruten.-

lunes, 28 de febrero de 2011

SIN AUDITORIO




Con las mismas galas doradas de siempre
y su tapizado de color bordeau,
las butacas lucen tan indiferentes
sin dar un aplauso, sin una ovación.

El pianista mira por todo el teatro
buscando algún signo de aprobación
y al verse rodeado de tanto silencio,
piensa que la magia de un ángel cayó.

Se sienta y coloca su pie en el pedal,
manos mariposas vuelan por el aire
buscando la tecla del tono ideal
y al breve contacto sublime y alado,
un adagio triste comienza a flotar.

La música adquiere un aire más grave,
vuela como un ave sin poder frenar,
parece que el piano grita lo que el hombre,
muy dentro del pecho quisiera ocultar.

De pronto un silencio serio, mudo y frío,
sube al escenario pretendiendo actuar
y luego el pianista con un leve roce,
en mínimo tiempo comienza un compás.

La obra completa al fin se libera
y se va el artista dejando detrás,
el eco de un alma que se desepera,
vestida de negro y en traje formal.-

.

A LA ESPERA




Yo me sumerjo entera y por completo
hasta las fauces locas de tu boca
y bailo como un viento entre las hojas
si tus manos me tocan.

Yo aguardo en la escollera de tu sueño,
palpito entre tu pecho, mi moreno,
yo quisiera decirte tantas cosas
aunque ya no me atrevo.

Porque ya no concibo abrir mi boca
si no es para poder comerte a besos,
quedo encallada en playa Sentimiento
con fronteras de miedo.

Yo nado en las lagunas de tu sombra,
en tu ensenada tibia me desvelo
y amanezco en tu aurora cristalina
que ilumina a mi pelo.

Y navego a la orilla de tu cuerpo
deseando despertarte un río nuevo
con caricias de pájaros pequeños
esperando un te quiero.-

.

viernes, 25 de febrero de 2011

MIEDO




Aquí me quedo quieta,
tras la puerta, agazapada,
escuchando susurros,
mirando por las hendijas
como un ladrón escondido,
como quien guarda un secreto.

Aquí me quedo quieta,
con mi agitado pecho,
con manos temblorosas,
ocultas y al acecho;
siento que se hacen lentos
los pasos sobre la sala
y recupero el aliento,
la normalidad, la calma.

Pero aquí me quedo inmóvil
como una blanca estatua
soñando con las estrellas
doradas de mi cielo
y ya no queda espacio
ni margen ni más tiempo
para volver al mundo
sin sentir tanto miedo.-

.

jueves, 24 de febrero de 2011

AS DE CORAZÓN




Dejo un as de corazón
sobre la mesa;
lo arriesgo,
miro a los ojos
y apuesto
que ese as
que sangra
y tiene dueño,
es un as de un mazo
desparejo.
Es allí que dejo
cuanto tengo,
los bolsillos vacíos
de esperanzas
y le ruego
al cielo
del Casino
me dé un doble
o nada.
Dejo un as de corazón
sobre la mesa,
una propina,
olor a humo
y vuelvo a casa.

.

lunes, 21 de febrero de 2011

DESENCUENTRO





Siento que me desarmo como un rompecabeza
y soy aquella pieza que no pudiste hallar,
mi forma delicada no va con tu rudeza,
yo te brindo mis besos, tú me das soledad.

Siento que voy a tientas por un gran laberinto
deseando que la meta sea vivir en paz
y tú no juegas limpio, me enredas la cabeza
tú me dices: - Princesa, ya no te quiero más.

Yo sé que no mereces ni un gesto de tristeza,
si todo está tan claro, si quieres mi amistad,
pero siento que el mundo se ha vuelto de cabeza,
te digo con franqueza que fue un golpe mortal.

Crecieron en mi pecho las blancas ilusiones,
yo te miré de frente, te dije la verdad,
a cambio he recibido desaires por montones,
te juro amigo mío, dan ganas de llorar.

*

jueves, 10 de febrero de 2011

LA POESIA DE ANTES




La intangible verdad de la idea
se merece la prosa adecuada,
¿es posible que los sentimientos
tengas nombre, letras o palabras?

La cuadrada razón que responde
a una lógica bien calculada,
¿no le envidia a los niños la risa
y a los locos ciertas carcajadas?

¿No será que vivimos un mundo
irreal de tan equivocado
con cabezas mirando hacia arriba
pero con nuestros ojos cerrados?

¿Será el fin del poema y la rima,
será que ya está todo inventado
o es posible que el mundo poeta,
entre versos se haya asfixiado?

O será que la vida le exige
a la gente tanta indiferencia
y que hemos perdido de prisa,
el placer de la bella elocuencia.

La caricia del alma perfecta
y que acuna a sus hijos ya grandes,
es aquella grabada en los libros
de la vieja poesía de antes.

*

martes, 8 de febrero de 2011

LA BANCA DE MADERA



En la esquina de la cocina,
cerca de la estufa a leña,
igual como hace cien años
la banca duerme la siesta.

Fue un regalo que mi abuelo,
siendo un joven veinteañero,
le hizo a una bella niña
que resultó ser mi abuela.

Once años los separaban...

Y le pidió al carpintero
le hiciera una linda banca
para forrarla de cuero...
once años los separaban
y eso no fue impedimento.

Cuando ella lo vio llegar
con semejante envoltorio,
ya supuso que lo amaba
y terminaría en casorio.

Así fue y tuvieron hijos
cuatro mujeres y un niño
y a todos los acunaba
en su asiento preferido.

Con el tiempo, la pelambre
del cuero de ternerito
se fue quedando gastada
y hacía la lonja un sonido
a tamboriles de negros,
a repique, a piano, a chico.

Cuando mi madre, en invierno,
se sentaba junto al fuego,
no había quien le disputara
esa banqueta de cuero
y nos pasábamos horas
oyendo sus lindos cuentos;
era el punto de reunión
y testigo de los sueños.

Hoy que le cambio la piel
y le lustro su madera,
le siento un cariño fiel
a la banca de mi abuela.


*